La Sombra, By Drako-Konztantyno .´.

La Sombra, By Drako-Konztantyno .´.

domingo, 27 de abril de 2014

La Pontífice del Siglo XX: "Un papado en crisis"

(Segunda parte de la serie Minorías Sexuales en la Historia del Cristianismo).

Hace algunas décadas, contaban las abuelas entre una de sus múltiples historias, que existió hace tiempo, en el eterno Trono de San Pedro, una mujer, que en medio de la peor de las crisis del catolicismo romano, condujo a la Iglesia durante varios años, llevándola a una era de auge y prosperidad...

Sin embargo mi abuela no contaba la historia de la Papisa Juana (Juan VII según la versión más consensada)de la que hablábamos anteriormente. Ella, en su momento, debió de haber escuchado del liderazgo de esa mujer; y sin embargo, ignorándolo ella por completo, se encontraba hablándome de una mujer que le fue contemporánea.

Cuando uno es niño, le cuentan muchas historias que son recapituladas por el tiempo, por los años y las mentes de las personas mayores. Abuelos y bisabuelos nos cuentan fábulas, historias y anécdotas que se van desdibujando con los años, tal como se desdibuja la más de las veces la memoria, y que al no tener referencias concretas, se van transformado en parte de la tradición oral, de las leyendas populares e incluso en las medíaticas leyendas urbanas...

Rumores populacheros, chismes, charadas, cotilleos y murmuraciones, historias entremezcladas con la ficción, tergiversadas por el tiempo, y contextualizadas al narrador, hasta que surge entonces la necesidad de "construir el caso" y comenzar la investigación de fuentes fidedignas, para entonces sí, recrear la historia; o mejor dicho, construir la historia...

Sabete lector, que estas líneas son parte de todo un proceso que pretende tener un acercamiento a la verdad de los hechos. Mucho se ha dicho, mucho se dice y se argumenta sobre diversas posturas en los temas que le preocupan a la sociedad, y mucho también a la Iglesia oficial, que más de las veces se ha sentido "tutora" de la humanidad, postulando opiniones, moralidades y doctrinas sobre diversos ámbitos.

Así pues, motivado por conocer esta historia, sobre una mujer que ejerció el poder en tiempos modernos, en la Sede de San Pedro, mientras la Iglesia salía de una de sus peores crisis de credibilidad. La peor crisis que ha tenido a nivel mundial sólo antes y menos grave que la de la pederastía encubierta por su nuevo santo. Hablo nada más y nada menos que de la titubeante postura del Vaticano, y que el Papa Pío XII tuvo para con los regímenes facistas, la dictadura, la represión y el Holocausto. Y eso claro sin mencionar a las provincias españolas, alemanas y de casi la totalidad de Europa oriental, que estuvieron coludidas, y más de las veces aliadas, al nazismo.


La historia de la mujer pontífice en tiempos modernos, inicia poco después de finalizada la Segunda Guerra mundial, y tiene como escenario el más impopular de los papados, con un pontífice marioneta de Mussolini antes, de Hittler despues, ora de la Guera Fría, otrora del escenario mundial; tan tibio como la leche de vaca recién ordeñada: "su santidad" el príncipe romano Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli, mejor conocido como Pío XII.

CONTINUARÁ...




Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli, mejor conocido como Pío XII.

Nicetas, Primer Patriarca Transexual.

(Escrito originalmente el día 15 de enero del 2011)






"Porque la Cristiandad también es Nuestra Historia"

Nancy Wilson, Obispa Gay, Primada de la UFMCC.




En la antigüedad se tenía la creencia de la existencia de tres géneros (o incluso más). Muchas culturas y civilizaciones importantes se atrevieron a teorizar al respecto, sin embargo no creo que exista un panorama general de cómo era visto este fenómeno de la intersexualidad en aquella época, o si existían criterios unificados.

Sin embargo, la historia nos reporta curiosos testimonios de hombres, e incluso mujeres, llamados eunucos.

La idea del eunuco refiere a una gran gama de conceptos, a veces hasta dispares. Creo que en algún determinado momento de la historia, a algún autor histórico le pareció cómodo el término de eunuco para referirse a toda aquella persona cuya identidad sexual resultase dudosa. De ahí que refería tanto a un guerrero castrado quien custodiaba celosamente a las consortes (harem) de los reyes de Sudán (costumbre que posteriormente se adoptaría en los arenes de cultura musulmana), así como también a algunos funcionarios/sacerdotes egipcios de la época de los Ptolomeos, algunas órdenes sacerdotales persas y babilónicas, y posteriormente a los sacerdotes de los misterios mitraicos. Cabe destacar que quizás este término era empleado para referirse al hecho de que todas estas órdenes sacerdotales exigían que a sus miembros se les extirparan los genitales. Lo curioso, es que incluso tardíamente este vocablo se les asignó incluso a las sacerdotisas vestales, sólo que referente a ellas sabemos que no eran castradas, sino que guardaban un celoso voto virginal, que en caso de romperlo, tanto voluntaria como involuntariamente, era castigado con la muerte.

En oriente por ejemplo, los eunucos gozaron de una dignidad inigualable, ya que la costumbre antigua en Asia, requería que los funcionarios de los emperadores fuesen en su totalidad eunucos. De ahí el gran prestigio histórico que alcanzaron en la Edad Antigua y la Edad Media. Tenemos por ejemplo la historia de un eunuco llamado Boagoas, de quien Alejandro Magno se enamoró dada su gran belleza. En china, pero ejemplo, la totalidad de los funcionarios imperiales eran eunucos, siendo la mayoría de las veces una decisión personal que tomaba el individuo para adquirir un nuevo estatus que le permitiese ser parte de la burocracia.

La tradición de los eunucos en china comenzó casi igual que en los imperios Sirio e Indio, en donde la costumbre dictaba que cierto tipo de delincuentes debían ser castrados como castigo por sus actos, y posteriormente se les obligaba a realizar trabajos forzados o eran vendidos como esclavos. Sin embargo en el Imperio Chino su prestigio fue tal que con el tiempo este grupo formo una especie de subcasta a la cual era todo un honor pertenecer. A grado tal que las familias llevaban gustosas a sus hijos con el barbero para que le retirase los tan incómodos genitales (y digo incómodos porque eran un obstáculo para lograr un nuevo estatuto social) y nunca faltaba alguno que lo hiciera por gusto, siendo ya adulto. Y que conste que aquí sí ya nos referimos a la amplia variedad de la sexualidad.

Sin embargo, en épocas no tan antiguas, concretamente durante el Imperio Romano (haciendo hincapié que referimos tanto al occidental comoal Imperio Oriental o Bizantino) el término fue generalizado para referirse a todo tipo de hombre afeminado o a aquel que guárdese un rol pasivo dentro de una relación homosexual. De ahí por ejemplo, que muchos eruditos se cuestionan si Boagoas, el amante de Alejandro Magno, se trataba de un hombre castrado o simplemente se le denominó "eunuco" por ser el amante que desempeñaba este rol.

La imprecisión del vocablo eunuco al respecto, prevaleció durante mucho tiempo llegando incluso a influir en la terminología bíblica. Los eunucos son mencionados en reiteradas ocasiones a lo largo y ancho de las sagradas escrituras tanto hebreas como griegas. Al grado tal que es difícil precisar o concretizar una definición o concepto puntual sobre lo que pretenden decir (esto claro está que se debe a la falta de un léxico suficiente en el cual se pudiese especificar si se hablaba de una persona transexual, un hermafrodita, un ser castrado, un hombre afeminado o una persona homosexual) de ahí que una amplia gama de ideas se agruparan en torno al concepto de "eunuco" el cual podría ser entendido categóricamente como un ser humano con una determinada ambigüedad sexual.

Entrando un poco más hacia la historia del cristianismo tenemos que en la versión de los Evangelios canónicos Jesús mismo hace referencia a tres tipos distintos de eunucos:

"Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos hechos por los hombres, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda." (San Mateo 19:12). (1)

Realmente creo que las afirmaciones de este versículo son muy contundentes, ya que a primera instancia puede darnos una dimensión de cómo era entendido este concepto en tiempos apostólicos: 1) Respecto a los eunucos que nacieron así, creo que está de todo claro que hace referencia a alguna forma de diversidad sexual, no sé si quizás hermafroditismo, homosexualidad, androginismo o alguna otra condición que denote ambigüedad sexual. Aunque muy recientemente algunos teólogos pro-gay afirman que se refiere a cualquier persona con una orientación no heterosexual. 2) Con respecto a los eunucos hechos por los hombres, creo que se trata de aquellas personas castradas para desempeñar algún tipo de función. Aquí tenemos que quizás estas personas pudieron ser castradas por la fuerza, o quizás no. Quizás incluso se trataba de personas que libremente tomaba la decisión de retirarse los genitales por voluntad propia, ya que su rol de género podría ser diferente al sexo con el cual había nacido (tal es el caso común de los hijras en la India, quienes persisten aún en nuestros días). Y por último tenemos el caso de los 3) "Eunucos por el Reino de los Cielos" quienes decidieron hacerse eunucos para ser partícipes del papel salvífico de la redención. Quizás este último a muchos les parezca fácil de comprender porque casi a cualquier cristiano que le preguntes te responderá que se refiere a las personas célibes. Pero yo no estoy de acuerdo con esto. ¡Por favor, que alguien me explique que trataba decirse con esto! ¿A caso me tengo que castrar para ser parte del Reino? ¿O quizás deba ser transexual u andrógino? ─Recordemos aquí la importancia arquetípica del Andrógino Divino, a lo cual quizá también muy probablemente se refería Jesús, esto si le damos un entendimiento más simbólico/iniciático/metafísico a sus palabras─. Y por último, quizá quiso decir que necesito castrarme para poder entrar con él al “Reino”. Tal como lo entendió mi buen amigo Orígenes, considerados por mucho como uno de los grandes padres de la Iglesia, y como otros un cultísimo hereje extravagante del cual como es sumamente difícil comprender su obra, mejor es ignorarlo, para no entrar en engorrosos trámites exegéticos con su obra teológica.


Antes de hablar de Orígenes y de su "experiencia del Señor" a través de la abnegada y co-redentora emasculación. Quiero mencionarles el caso del primer etíope bautizado en el cristianismo. Y que me perdonen mis amigos de la Iglesia etíope quienes quizá podrían decirme que éste no se trata del primer etíope convertido al cristianismo, pero por lo menos sí es el primero que es eunuco (y el segundo etíope eunuco mencionado en los textos del canon cristiano "oficial"). En este relato se nos habla de un "alto funcionario de la reina de Etiopía" quien se dirigía a Jerusalén para "Adorar al Dios Altísimo". El Paráclito avienta al apóstol Felipe cerca del carro de este señor. Felipe le predica, lo convierte, lo bautiza, para luego ser arrojado en alguna otra imprecisa región de Palestina.

Ahora sí, hablemos de lleno de Orígenes.

Cuenta una pía tradición que Orígenes decidió optar por la sana evisceración ya que se sentía embebido de su furor religioso y quizá tuvo una interpretación muy literal de las palabras de Jesús en Mateo 19:12. Lo extraño es que su emasculación la practicó a los pocos días de convertirse y bautizarse, cuando la moda entre los cristianos dualistas mediorientales de aquella época, reservaban tan preciado y anhelado momento para después de ser aceptados en el sacerdocio. Sin embargo nuestro querido Orígenes se mostraba ansioso y a la semana de bautizado se deshizo de sus molestos y pendulantes genitales masculinos ─este si es un fundamentalista de corazón, no como el hipocritista del Agustín que blasfemó e injurió contra todo lo que le oliera sexo, pero atesoró sus preciados órganos sexuales hasta el final de sus días─.


Sin embargo, después de Orígenes salta al estrado un personaje muy intrigante. Se trata de uno de estos eunucos quien llegó a ser uno de los personajes más destacados de la cristiandad entre sus contemporáneos, llegando a ser un obispo, y no cualquier obispo señoras y señores sino aquel que ostentaba el pomposo título de primado y metropolitano de la Villa Imperial Oriental, figura la cual generalmente estaba entre los dilectos del emperador; El Señor Patriarca de Constantinopla: Nicetas I el Eunuco.

¿O a caso debí decir... Matriarca de Constantinopla?

En 1988 salió a la luz una obra de Rosemary y Darroll Pardoe titulada "The Female Pope". Esta es una versión literaria que investiga detalladamente el misterio de la leyenda medieval sobre la "Papisa Juana" (Juan VII según la versión). En esta obra se sugieren diversas versiones, siendo la que más me llama la atención, la teoría que apunta a que en realidad esta leyenda se originó en la vida de penúltimo patriarca iconoclasta de Constantinopla Nicetas I.


Poco o mejor dicho casi nada se sabe de este personaje, ya que estuvo condenado a ser parte del grupo de los vencidos, ya que la llamada "herejía" iconoclasta fue aplastada y las historias en torno a ésta manipuladas y distorsionadas (como en todas las demás “herejías) tal y como acostumbra hacerlo la Iglesia "oficial".

De Nicetas se sabe que llegó a Patriarca de Constantinopla por obra y gracia del favor imperial, y no a la del Paráclito. Muchos han afirmado que al ser eunuco, muy probablemente fuera funcionario imperial próximo al emperador León VI. Quien muy probablemente lo sentó en el trono patriarcal de Constantinopla por comodidad, ya que la costumbre era que dicho título lo ostentase algún monje populachero agitadores de masas, o algún papanatas títere del emperador, muy ocasionalmente algún devoto y pío monje pero era rara la vez.

La ciencia histórica afirma que Nicetas fue el penúltimo patriarca iconoclasta, pero ¿cómo no habría de serlo si se encontraba rodeado de una dinastía de emperadores iconoclastas y coronando una línea de sucesión de patriarcas con la misma tendencia?. Sin embargo la historia "oficial" dada por la Iglesia "oficial" nos dice que éste fue un santo devoto patriarca excepcionalmente abnegado que alcanzó la santidad como un férreo defensor de la veneración de los íconos. Mentira.

Para fechas tan avanzadas, como se trata del siglo octavo, el cristianismo ya no estaba imbuido en el dualismo maniqueo que tuvo en tiempos de Orígenes y de Agustín. Como para que un monje locuaz abnegado y castrado alcanzase la cúspide de la jerarquía. Y por más que la Iglesia "oficial" llámese la de Roma o la Ortodoxa, hayan tratado de otorgarles píos orígenes a este personaje, afirmando que era uno de esos “castrados por amor a su Señor”. Lo más probable es que haya sido uno de los castrados amados por su señor, pero por su señor emperador.

Además, la tradición es muy clara al decirnos que por ejemplo orígenes se emasculó por ardid religioso, a causa de su fuerte tendencia dualista maniquea en lo que era su propia experiencia con el cristianismo. Sin embargo poco sabemos de cómo Nicetas llegó a ser Eunuco. Algunos dicen que lo era desde muy joven, dada la falta de evidencia histórica que apunte hacia un motivo de carácter. Otra, versión por la cual me inclino, es la posibilidad de que éste fuera un funcionario imperial que por azahares del destino llegó a patriarca de Constantinopla.

Sin embargo, también existe una fuerte posibilidad de que Nicetas fuese uno de esos "eunucos que lo son así desde el seno de su madre" o quizá, se tratase de la primera persona transexual, quien castrada por decisión, gusto y voluntad propia, y que por alguna extraña razón, llegó a ostentar el título de Patriarca de Constantinopla.


Es Cuanto.'.


Su Irreverentísima Herejía

Dom ☠Drako-Konztantyno††.'.
HERESIARCA APOSTÓLICO DEL CUAUHNAHUAC
Y DE TODAS LAS MESOAMÉRICAS.
http://drako-konztantyno.blogspot.com/



REFERENCIAS:

1. La Biblia también es nuestra historia…Leyendo la Biblia con “ojos nuevos”
Folleto escrito por la Rev. Elder Nancy Wilson,
Fraternidad Universal de Iglesias de la Comunidad Metropolitana, FUICM.
© 1992 Nancy L. Wilson.


BIBLIOGRAFÍA:

¿Existe la Homosexualidad en la Biblia?; Eduardo González A; OTRAS OVEJAS; Ministerios Multiculturales con Minorías Sexuales.

Eunucos, Artículo Wikipedia.
http://es.wikipedia.org/wiki/Eunuco

"The Female Pope", Rosemary y Darroll Pardoe.
http://www.users.globalnet.co.uk/~pardos/PopeJoan8.html

miércoles, 23 de abril de 2014

Podría...

Podría escribir los versos más lindos esta noche, pensando en ti...
Pero pensé "¡Qué hueva! mejor escríbemelos tú a mí".

domingo, 20 de abril de 2014

Votos de solemne Libertad

.

Te prefiero, pero no te necesito…
Te elijo, pero no me ato a ti…

No es Cupido, ni el Hado el que me flecha…
No hay Entidad sobrenatural que decida por mí.

He decidido quererte
en pleno uso de mis facultades mentales.
He decidido quererte
sin la sinrazón de los arrebatos carnales…

He decidido quererte
y te juro ante el altar de mi Dios
un cariño maduro y consciente…
He decidido hacer uso de la razón,

Soy incapaz de jurarte algo eterno,
algo perfecto…
No te fingiré ninguna incoherencia
ni te haré alguna falsa promesa,
Tampoco diré que es el corazón el que habla.
Pues sólo soy un simple mortal


No es un impulso romántico
ni de enamoramiento,
Puesto que las locuras de la adolescencia
murieron en mí hace mucho tiempo…

No soy la pasión ebullescente
ni la pasión desbordante del adolescente
Soy quien por pura y simple alegría
te declara su amor de manera conciente…


Porque te juro y te digo,
que he decidido tomar el timón
en la mitad que me corresponde
de la relación…

He renunciado al frenesí desenfrenado,
para sentir por ti lo razonable y razonado.
Crear un romance donde se permita pensar,
vivir una vida en la que los dos podemos actuar…
Donde existe un orden que me permite amarte,
de manera constante, de manera sobria,
y llenarte de cariño prudente y de amor inteligente…

Lo siento, pero no te necesito...

Lo siento, pero no te necesito, es más, hasta puedo vivir sin ti, como lo había hecho siempre, y como lo haré cuando tú te marches…

Lo siento, pero puedo vivir sin ti;
Te quiero, pero no te necesito…
Quisiera decirte que no puedo vivir sin ti,
Que te quiero y que te necesito,
Qué me eres imprescindible como el sol,
el agua, el aire y los alimentos.

Pero no quiero, porque no puedo.
He sido libre contigo y sin ti,
y no puedo condenarme a ser para ti.

Manifiesto que te amo y te honro,
pero es a partir de mi eterno vuelo.

Te amo y te quiero desde mi libertad constante…

Quisiera decir que volemos,
Pero yo vuelo mi propio vuelo,
sin saber a dónde voy…

Tal vez podemos volar juntos un tiempo,
como los gansos que migran en invierno,
pero será tan sólo un momento;
porque prometerte un pro siempre será para mí el infierno…

Y la verdad es que quizá te amo,
y te alentaré a que vueles tú tu vuelo…
A que vueles alto, a que vueles lejos,
Pero jamás permitiré que consumas mi tiempo…

Es más, sé que puedo amarte;
pero jamás necesitarte…

He nacido sólo del cascarón…
Tan único como la huella de mis manos,
No me pertenezco, ni le pertenezco a nadie,
Soy como el polvo, la lluvia y el aire
Soy puro espíritu y energía constante.
Y es por eso que te digo, que quizá puedo amarte,
pero amarte significa que no debo demorarte.
Qué puedo vivir mi vida,
sin acosarte, dependerte o necesitarte…

Santa prudencia la de la libertad eterna…
Libre naciste mi gaviota, ¡vuela!
Vuela tan alto, hacia el Sol y los demás planetas;
vuela tan alto como puedas…

Lo siento mucho, pero no te necesito.
Ni te quiero como tú quisieras…
Vuelo mi vuelo,
Y lo volaré sin ti.
Como lo hice ayer,
Como lo haré por siempre…


He renunciado a ti, Porque he preferido ser para mí

(Haciéndote el sexo para tragarte en tierra...)

Emoción y erotismo en estado puro.
Curva de efervescencia que asciende y desciende…
Creencia amorosa que es de la barcaza, la tormenta,
Frenesí que ha dado el mando a un sentimiento.
Inconsciencia firme y bruta,
De un instante que no perdura ni un segundo…

Carnalidad firme y completa…
Erecciones, pezones y pelotas…
La saliva que discurre por la nuca
y humedece los rincones,
 de pasiones,

y de sensaciones nunca satisfechas…

Te he preferido sólo un momento,
para beber y consumir de tu cuerpo,
hacerte el sexo;
 saciar mis deseos…

Predilección,
elemento con el mejor talento,
quien se destaca por su arrebatamiento,
por sus curvas, por su olor,
por la humedad de tu sexo…

Y por tu cruel distrofia
de vivir sin sentimientos…

Delicioso terreno con sabor a infierno…
Como toda pasión carente de afecto.
Lujuria pura, condenación eterna.
Dulce y excelso martirio
que nos conduce al vacío
de morir en vida…
de sentir miseria…


De alejarnos de Dios,
de conformarnos tragando tierra...

Lo siento; pero no le vienes bien a mi vida

Lo siento; pero no le vienes bien a mi vida…

Lo siento, pero la alegría de que existas se extinguió hace tiempo,
Como el árbol que se desnuda de sus hojas, a causa del viento,
Fue así como poco a poco la costumbre destruyó lo que por ti siento…

No es doloroso.
Tú ya lo sabías
que en cualquier momento sucedería.

Que nuestro cielo con la tormenta
fertilizó el terreno para la pesadilla,
con tu apatía, con tu ignominia…
No faltaría el momento en que despertaría…

No hablamos de amor,
ni tampoco de enamoramiento.
Hablamos de castillos en la arena
que se los lleva el viento…

Edificios de aire, que no tienen cimiento,
De acuarelas tristes que se desdibujan en el tiempo… 

Capítulo 27: Rosas de Desamor.

NADIE ES CAPAZ DE VIVIR NI CONVIVIR CON UNA PERSONA AUTENTICA. SI QUIERES SER AUTÉNTICA, LA SOLEDAD ES EL PRECIO QUE DEBERÁS PAGAR...

Pascuas del 2014.  Capítulo 27: Rosas de Desamor.

El tiempo ha discurrido constantemente.
Como la granada que se desgrana,
o la margarita que se deshoja, o se despetala
(¿despetala? No lo sé,
no estoy seguro siquiera de que exista el termino;
sin embargo estoy consciente de que se desvanece,
se desgasta, se disuelve, tal y como me disuelvo yo también).
Como el azúcar en el amargo café,
como las gotas de agua en la tempestad.
Como el castillo de arena
ante el constante acoso de las suaves olas y del discreto viento…
Así como muere el último rayo del sol en el crespúsculo,
Así es como en terrenos de amor, me siento…

Y es verdad “lo supe siempre. No hay nadie que soporte la libertad ajena. A nadie le gusta vivir con una persona libre. Si te atreves a ser libre, ese es el costo que tienes que pagar por tu libertad: la soledad.”
Chavela Vargas.