La Sombra, By Drako-Konztantyno .´.

La Sombra, By Drako-Konztantyno .´.

sábado, 10 de marzo de 2012

Usos terapéuticos del Viagra (como tratamiento psicológico).

Tercera y última parte de la serie
"Más allá de la Pastilla Milagrosa".




EFECTO PLACEBO Y AUTOSUGESTIÓN.


Casi todos sabemos que cuando un fármaco está por salir al mercado, debe de pasar por diversas etapas experimentales que van de los cinco a los diez años.

Estas etapas experimentales son llevadas en grupos de control cerrados, los cuales van siendo paulatinamente más abiertos hasta que por fin son comercializables.

Muchas veces, las etapas prueba o experimental, llevan a cabo variantes en las dosis que el médico recomienda para tratar terapeuticamente el mismo problema.

También deben haber variantes experimentales que impliquen el rango de edad y tipo de vida que lleva a cabo el paciente.

Sin embargo, la etapa experimental más curiosa es siempre la que se realiza con un grupo de control y otro de observación.

¿Cómo es esto?
-- Muy fácil.

Se toma un grupo de voluntarios. Este grupo será dividido al azar para formar un subgrupo de prueba y otro de observación.

Al primer grupo de prueba se les asignará la dosis indicada para tratar su problema. El segundo grupo, el cual será solamente de control, se le administrará exclusivamente placebos.

Los individuos de ambos subgrupos serán monitoreados regularmente para llevar un control de su evolución.

Lo sorprendente de todo esto es que muchas veces la simple sugestión causa los mismos efectos que el fármaco.



Sugestión y el Experimento de Milgram.


Casi todos hemos escuchado alguna vez sobre el experimento de Milgram. Este experimento fundamenta la Teoría de la Autoridad [3].

La premisa de este experimento fue que el individuo tiende a confiar plenamente en quien él considera una figura de autoridad en un determinado campo de estudio (por ejemplo al sacerdote, al médico, o al curandero-shamán), simple y sencillamente porque los elementos símbolos y/o fetiches que acentúan su autoridad se han quedado de alguna forma grabadas en el subconsciente.

De esta manera, podemos inferir que muchas veces la mente se deja sugestionar por la persona a la cual acude en busca de remediar sus males (ya sean físicos, psicológicos y/o emocionales). Esto en términos de la psicología moderna podemos denominarlo hasta cierto punto como transferencia. Aunque yo creo que esto va mas allá de la simple transferencia y llegamos al punto de la Autosugestión.


Aquí cabría preguntarnos...
¿Qué es la sugestión?

a) Podemos definir la sugestión como la capacidad de imprimir una idea en el subconsciente y apropiarnos de ella. En otras palabras, asimilar una idea para sí mismo.

b) La Guía 2000 de Psicología define la sugestión de la siguiente manera:
"La sugestión es un estado psíquico provocado en el cual el individuo experimenta las sensaciones e ideas que le son sugeridas y deja de experimentar las que se le indica que no sienta. Por esta razón se comenzó a utilizar como tratamiento terapéutico." [4]




El poder terapéutico de la sugestión.

Partiendo de esto, entonces debemos reflexionar un poco sobre el efecto terapéutico (placebo) que pueden tener diversos tipos de tratamientos. Sin excluir de ninguna forma los tratamientos y terapias menos convencionales, alternativos y holísticos.




Curaciones por Fe.

Aquí me gustaría hablar un poco de las cuestiones de sugestión activa. Por ejemplo, en mi familia siempre consultamos a un médico el cual nunca hemos reemplazado, ya que su acertividad en cuestiones médicas y de salud, nos ha hecho sentir una gran seguridad y confort (confianza) cuando acudimos con él para que vigile y monitoree nuestra salud.

Así como nosotros, muchas personas, pero de verdad muchísimas, acuden a él, porque esa aura de "acertado" va implícita con su fama y su carisma.

En muchas ocasiones hemos bromeado diciendo que con tan sólo verlo, ya nos estamos sintiendo mejor. ¿Y saben qué? ¡Es bastante probable que así sea!

Su diagnóstico acertado, su popularidad y carisma se nos ha grabado en el subconsciente como figura de autoridad. En mi caso particular por tratarme una arritmia cardíaca y detectarme (y por supuesto controlarme) un problema de hipertensión arterial.

La confianza que inspira puede ser el factor curativo más importante de su tratamiento, y por qué no, más aún de su habilidad profesional médica (la cual para nada es cuestionable).

[Si usted quiere saber un poco más de esto, le recomiendo ampliamente la lectura del libro "La Curación Instantánea" de Serge Kahili (Shaman Hawaiiano y Doctor en Psicología)].




El uso del Viagra como tratamiento psicológico
(es decir, no como tratamiento médico, sino sólo como placebo).


-- Mire doctor, vengo aquí porque estoy desesperado. Ya lo he intentado todo, pero al parecer nada ha funcionado. Cada vez que tengo un encuentro sexual, me muestro más y más ansioso, porque no puedo dejar de recordad mi primer fracaso.

>> Mi esposa me comprende, o por lo menos eso dice, yo la verdad prefiero evitarla, porque de antemano sé qué es lo que va a pasar. Y no puedo, de verdad doctor, intentarlo, y después del fracaso, ver la frustración de mi mujer.

>> Su mirada refleja tristeza y compasión. Compasión porque ya nada es como antes; o mejor dicho, porque yo ya no soy el de antes. Y tristeza porque piensa que la he dejado de amar. Porque ya no la deseo igual.

>> Ayúdeme por favor... ¡AYÚDEME!

>> ¿Verdad que tengo remedio???
>> ¿Verdad que usted puede ayudarme?

>> Deme algo para que vuelva a ser el de antes.




"De todas las tragedias, la de la alcoba es la peor"
_______________________________________ León Tolstoi.





El ejemplo anterior, es el esquema básico que se presenta con la mayoría de los pacientes que sufren de algún tipo de disfunción eréctil (DE).

El dolor y la angustia muchas veces colocan a quien padece D.E. en un estado de vulnerabilidad casi infantil. Y por lo mismo, estando en sumergidos en la penumbra de la tristeza y la ansiedad, lo más lógico es que también fantaseemos con remedios y soluciones también infantiles. Nos salimos de una realidad objetiva para ir en pos de una solución fantasiosa y a la vez mágica.


Es verdad que en muchas ocasiones, y sobre todo acentuándose en la edad, los problemas cardio-vasculares, la diabetes, la obesidad y el tabaquismo. El factor detonante de la D.E. evidentemente será de naturaleza fisiológica.

Pero en muchas ocasiones, sobre todo en personas jóvenes (en un estandar de menos de 50 años) muchas veces los factores detonantes de la D.E. es el mal denominado factor psicológico. Y digo mal denominado porque finalmente su causante es propiamente una respuesta fisiológica: La respuesta fisiológica instintiva de reacción-huida [5].

A veces los factores psicológicos son más complejos aún que la simple descarga de adrenalina generada instintivamente por el mecanismo de reacción-huida. Y lejos de solucionarse con algún tratamiento médico, o con alguna dosis determinada de algún fármaco. Requerirá necesariamente del refuerzo emocional de la terapia. Sea esta psicológica o sexológica.

En otras ocasiones, no se hallará la verdadera causa en sí del problema. Y en otras tantas, el simple hecho de hablar y sentirse escuchado, comprendido y seguro, será el factor determinante para corregir el problema de D.E.



El Viagra y su capacidad de sugestión.

Ahora. Ya sabemos el potencial curativo que albergan los estados mentales.

Si muchas veces la causa de nuestras enfermedades es psicológico (es decir, de factores psicosomáticos), resulta evidente que también la solución de estos sea por el mismo factor.

Ahora, en nuestros tiempos, también somos conscientes del potencial de la mente. Y ya se trabaja con el potencial curativo de esta.

Ahora. Pensemos en un momento en el prestigio que tiene la Viagra, el comprimido azul, "La Pastilla Milagrosa". Esta pastillita, gracias a la mercadotecnia y a la saturación de información, se ha convertido en una autentica figura de autoridad. En un ídolo de las masas, en la sensación de su tiempo.

Tanta sugestión mediática. Tanto bombardeo de información, nos ha hecho creer que ea la auténtica respuesta a nuestros males sexuales, a tal grado que incluso se comienza a experimentar sus efectos en las mujeres.

En fin. Una píldora ha deshumanizado un tanto nuestra sexualidad, a grado tal, que por la fe que le tenemos. Muchas veces es administrada, no para remediar un problema de disfunción eréctil. Sino más bien, para ser tan sólo un placebo que anestesia momentáneamente la verdadera causa, profunda y a la vez compleja de nuestras alteraciones psico-sexuales:

Traumas, complejos, sugestiones e ideas negativas, etc...
que envenenan nuestra psiquis,
que envenenan nuestra sexualidad.

Que no nos permiten ser felices, y que muchas veces no nos permitan amar...


¡SANEMOS NUESTRO SEXO,
_____________________ SANEMOS NUESTRA SEXUALIDAD!


Somos seres sexuados y sensuales por naturaleza. ¡Vivamos pues nuestra sexualidad con armonía, alegría, dignidad y felicidad!


Es Cuanto .'.



Visiten Nuestro Nuevo Blog:








Referencias y bibliografía sugerida.

1. http://es.wikipedia.org/wiki/Sildenafilo (26 de febrero del 2012).

2. Bien lo decía la sexóloga Anabel Ochoa (q.e.p.d.) en su programa de Radio: "No hay penes cortos; más bien hombres con autoestima corta".

3. La obediencia a la autoridad: los experimentos de Milgram;
{ http://www.cepvi.com/articulos/obediencia2.shtml }
(9 de marzo del 2012).

4. La Sugestión;
{ http://psicologia.laguia2000.com/general/la-sugestion }
(9 de marzo del 2012).

5. No ahondaré más al respecto de la reacción de acción/huida como causante de la denominada D.E. por factores psicológicos. Sin embargo recomiendo ampliamente la segunda sección del libro "Historias de Penes" del Dr. Virag.

No hay comentarios:

Publicar un comentario