La Sombra, By Drako-Konztantyno .´.

La Sombra, By Drako-Konztantyno .´.

lunes, 6 de julio de 2015

Que no te haga bobo Jacobo

Hace cosa de unos cinco años una princesita, "niña bien", quien por cierto me enteré que no tiene mucho que se casó (por amor, obviamente), me dijo que le parecía naco que tuviera esta canción de Molotov en mi Ipod.Esta rola sonaba en el mundo undergroud de hace veinte años.

Cuando por cierto, ya estábamos hasta la madre del PRI ¿se acuerdan? -Si ustedes no, yo sí-
La semana pasada escuché por ahí, que se murió la palanqueta momiaviviente judía Jacobo Zabludovsky, comunicado, hombre de finas letras y modales adamados, a quien Televisa y el PRI, tuvieron mucho que agradecer, pero nada más... No fue para lamentarse nada, a menos quizá que fuera de su familia (en ambos sentidos de la expresión).

 Si algo me queda claro en esta vida, es que todos tenemos un precio (tú y yo incluidos) y en esta canción que en ese momento "era vulgar y grosera" y que causaba que a más de una persinada se le cayeran las pantaletas, hoy no pasa de verse como una inocentada en perspectiva con los prosaicos géneros que la masa oye. Gracias a esta ahora tan inocente canción, podemos darnos un panorama (o más bien, una fotografía) del país en aquel entonces, cuando al grupo que la interpretaba, aún no le llegaban al suyo (me refiero al precio), cuando sus letras tenían contenido, y no vendían su integridad por un "da-da-da" para comerciales de la pepsi en los mundiales.

¿Que de qué trata? P'os de nada nuevo, corrupción, pri, masa ignoranta, y esperpentos que se encargaban de entretenerla...

Para los más jóvenes les cuento que la palanqueta judía que falleció la semana pasada, hacía la chamba que ahora hacen López Dóriga, Garralda, Loret de Mola Jr., y Adela Micha.Pero de favor, tómese unos minutos para escuchar esta canción, y otros tantos para reflexionar un poco con objetividad y perspectiva histórica. Y si de casualidad, cómo su servidor, se acerca peligrosamente a los 30', ayúdeme por favor cuenstionandóse qué diablos estamos haciendo tan mal para tener una repetición de patrones tan alarmantes de las generaciones anteriores a nosotros (esto último es muy en serio; no dude en escribirme).

A mi parecer (y esto sí es una opinión) describe bien a la chamba que por siglos (o al menos a mí me lo parecieron) tuvo don Jacobo, bajo las órdenes de la todapoderosa, y en ese momento omnipresente.
 también, Televisa.

 

viernes, 19 de junio de 2015

Victorio

(Confesiones a Justina, primera parte)



Y de pronto, me di cuenta de que quizá estaba enamorada de ambos. Porque ¡vamos! era evidente que me gustaban los dos; que los deseaba a los dos. Aunque de maneras distintas.

Victorio me gustaba físicamente, lo bastante como para embelesarme contemplando su carnal belleza. Amaba su sonrisa y sus ojos de gato. Imberbe, inocente, con cara de tierno niño aún con ocurrencias y humor de infante. aunque con deberes de hombre.

Amé, como difícilmente vuelva a amar otra vez, esas tibias tardes de beber café mientras esperaba el momento para hacerle charla sobre las cosas de la vida ¡Era hermoso!

El comenzaba la charla sobre cualquier banalidad que se tornaba seria. Un desencanto, una anécdota, un recuerdo, un sentimiento, mientras yo reflexionaba serenamente mis palabras de lo que ya se me volvió un discurso. Creo que sí, pese a su casi infancia, en verdad lo amaba...

Cuando dejaba de hablar, me disponía entonces a buscar su mirada. Esos atentos ojos deseosos de aprobación, de justificación. Que buscaban en mi rostro la expresión y amable y gentil que siempre tenía para él, y que le procuraban darle la razón en todo, aunque mi respuesta discurriera hacia algún punto de vista distinto.

Ah, mi Justina, ¡hermana mía! ¡Cómo mi corazón se sentía contento!, porque sabía que las horas junto a él, eran verdaderamente vida...

¡Qué cosa no daría yo de esta mi jodida vida!, con tal de poder abrevar una vez más de la tibia miel de sus cálidos ojos...




*









* Mi modelo del día de hoy fue Fidel Castro de muy joven...
Difícil creer que estaba tan guapo.

jueves, 18 de junio de 2015

Negros como el zapote y la noche





Ante todo, he de confesarte que era muy guapo, o al menos lo era para mí...

No te puedo negar que su imagen, su sonrisa seria debajo de sus lentes, y esa mirada observadora que parecía verme con un cierto aire de incredulidad, fueron lo que finalmente me conquistó.

No lo vi, ni le oí llegar.
Su imagen, que incluso en ciertos momentos me parece rara, Comenzó a inundar poco a poco el escenario de mi mente. Sus gestos, eran una especie de fantasmas pululantes que vagaban en mi mente a su placer. Y toda vía hoy, varios mese después, me llegan esos pensamientos intrusivos con una de sus retorcidas sonrisas, o de sus cómicas muecas disfrazadas de seriedad...

También, he de confesarte, a riesgo de ser imprudente, que sus ojos, esos profundos ojos negros, en el momento de la intimidad, irradiaban un fuego especial, nada que ver ver con su inseguridad juguetona habitual, que irradiaba una lujuria que me hacía sentir especial...

Ah...
Sus ojos,
Esos tan sinceros ojos negro. Negros como el zapote y la noche, negros como los hábitos del clero, negros como mis pensamientos, y también ¿por qué no? negros como su propia suerte...

A veces traviesos, a veces tan tiernos, a veces mundanos, y otras indiscretos...

/https://www.facebook.com/sunel.cebrero/videos/10152691084927654/


sábado, 6 de junio de 2015

Epistolas de resistencia a la resignación

[Primera parte]


Hola René,
¿Cómo has estado?

Yo para variar, estoy como siempre mala. Sola y mala.
Ayer me sentí bastante descompuesta, a grado, que tuvo
que visitarme el médico. Comencé mi día como de cos-
tumbre, arreglé unos asuntos y me vine prontamente al
estudio (sí así esta carta te la estoy escribiendo desde el
estudio, porque sigo mareada y un poco aturdida por lo
de ayer). Abrí todas las ventanas, mientras la doncella
presurosa se agitaba de aquí por allá pasando el trapo.
De momento sonó el teléfono, y ya no supe ni qué pasó.
Recuerdo haber contestado, pero ya no supe entender
qué asunto era. Supongo que me puse pálida, porque
la doncella corrió de inmediato con un vaso de agua y
me sentó en una silla.

Yo estaba bastante confundida y no podía centrar mi
atención en ningún asunto. Recuerdo que apenas atiné
a servirme un chocolate bien amargo y bien caliente
con la esperanza de que se me fuera el malestar. Pero
no. Al ir pasando los minutos que me parecían horas
comencé a sentir cómo la mitad de la cara (y después
la mitad del cuerpo) se me entumían y acalambraban.

Estuve a punto del desvanecimiento en cuatro ocasiones
una justo antes del primer sorbo del chocolate, y el últi-
mo en el que finalmente decidí marcarle al doctor Huffman
quien no tan solícito vino a verme.

Cada que sentía perder el conocimiento, me sentaba,
agachaba un poco el cuerpo, y medio me volvían los ánimos.

Cuando finalmente llegó el doctor Huffman me recostó,
me revisó los signos, y me puso a inhalar las sales durante
un largo rato. Creo que me quedé dormida. Después, supon-
go que cuando me sintió más estable, me inyectó lo que me
imagino debió ser un compuesto a base de adrenalina o algo
parecido, porque suponte tú que sentía como si me regresara
el alma al cuerpo.

Después de eso, llegó un pariente mío de la familia de mi
papá al estudio. El fue el que me acompañó a casa y le
dijo a una muchacha que a tal hora me llevara de comer.
Me pasé toda la tarde en la cama, sintiéndome descompuesta
y mala. Ya no por la enfermedad, sino por verme tan lejos
y tan privada de ti.


Te quiere,
Magdalena del Carmen.







jueves, 4 de junio de 2015

Segunda Epístola a la Rana René

.

Oh, mi Renè. Si supieras cuánta pena embarga mi corazón.
Han pasado sólo unos cuantos días, y la verdad es que no
logro apaciguar mi frustración.

Dime pues René ¿Qué es lo que tú a caso ganas con mentir?
No pudiste siquiera decirme que no me quieres ver. Creo
que quizá sería más fácil para mi, que verte del brazo de
esa mujer.

No tienes idea de con qué gusto te esperaba el sábado. Pues
estaba segura de que vendrías a verme. Y créeme que no
guardaba algún interés oculto. Sólo me hubiera gustado
escucharte, reír de tus ocurrencias, jugar con los mechones
de tu negro pelo, y acercarme a tu cuerpo para oler de tu
cuello ese delicioso perfume que me embriaga...

Sé que no me quieres. Ya eso está muy claro. Sé que fue
mi culpa, y eso también lo tengo muy en claro. Pero dime
¿Crees que a caso sea necesario hacerme sufrir por lo que
te hice? --¿Sabes? en todo momento fui honesta contigo--
Y en su momento te dije que traía tras de mí los pendientes
de dos amores perdidos; mis ayeres de soledad, y recuerdo
de mi ex marido.

Pero sábete que no te culpo. Yo tenía ciertas cosas por hacer,
lugares por recorrer y experiencias por vivir. Lástima que el
destino nos jugó esta jugarreta... ¿Por qué? --No lo sé-- . Y
ahora se atormentan mis adentros que quieren saber ¿para qué?
Sábete también que ayer me puse enferma, muy enferma.
Enferma del dolor que se origina en mi vientre y
que ahora me calcina mis huesos. Ese dolor que me hace
ser consciente de que pese a todo, eso sí ¡claro esta!; que
lo mejor de todo, será no verte más.

Estoy segura de que quizá eres hasta incapaz de ponerte en mi
lugar. Ahí estaba yo, hecha un mar de nervios en la estación del
tren, vomitando casi mis amarguras y mis desesperadas ganas
de salir corriendo de ahí, mientras Manuel sin entender lo que
pasaba, no daba crédito y sólo me abrazaba...

Pobre de mi primo Manuel -ha de pensar que estoy bien loca-
Pero cómo no ¿hay a caso quien no se perturbe al ver a su
amante del brazo de otra? ¿hay a caso quien pudiera tolerarte
tal mentira? A ti, "la víctima de mis desaires y mis groserías"
que ahora que te muestra un poco de afecto, te afrentas de mí
con estas cosas...

Dime pues, ya René --aunque segura estoy de la respuesta de
cualquier forma te preguntaré--, ¿qué ganabas René? ¿a qué
jugabas?

Recuerda que pese a todo, sigo y seré siendo honesta contigo
sin que por ello me duela menos tu desprecio, y no por el
rechazo. Hubiese entendido tu orgullo herido, pero no tus ganas
de mentir.


Es pasada la media noche, y no consigo dejar de pensar en ti.
Mientas este maldito dolor que no descansa, me mantiene muy
despierta pensando en ti, sin ver clara la hora del sosiego, de
la paz, y quizá ese poco de nostalgia que me permita dormir.
Creo que quedaré esta noche cansada, triste, desvelada, esperando
ansiosa de que esta purga de lagrimas el día de mañana me permita
ser feliz, no sin ti, sino a pesar de ti...


En su momento, tuya, Magdalena del Carmen.
¡Viva la Vida!





Epístolas a José Ignacio

.


A razón de mis dolores, no te sé decir si estoy mejor o peor.
Esto porque no me han dado los resultados do los análisi de sangre.
Pero lo dolores siguen, y me taladran el cuerpo, en especial la cadera
que me tiene bastante quejosa. No se yo para qué sirvió la cirugía
pasada, si aún me molesta la lesión del ciático. Sólo duré algunos
meses tranquila de mi malestar; pero ahora ¡mírame! no me duele...
¡Pero tampoco me deja respirar!

Todo el optimismo del año pasado se acabó. Creo que volveré a
utilizar las fajas y el corsé de yeso. Eso mantiene separadas las
vértebras y derecha mi espalda, pero ¡ah!, ¡cómo me pueden!
Pero no me dejan respirar...

Y tú, mi joven, bello y preciado José Ignacio
¿Cómo te encuentras?

Te quiere,
Magdalena del Carmen.

Por nada




Se rompió el cristal
cuando salió por la puerta.
Se agitó la sombra
y dio mil volteretas,
Se cayó tu alma
desilusionada.

Se vendió por nada,
porque no era nadie...
Se vendió por nada,
sólo por rencor...

Olvidarte pronto



Una vez más
Me encuentro caminando sólo por la calle
A la expectativa de ver lo que pasará...

Ya no te encuentro,
pues me miro lejos
Lejos de lo impertinente de tu sombra
Lejos de lo mordaz de tu (cinismo)    
Lejos aunque quizás tu sueño
sigue aquí conmigo...


¿Y de que me sirve poder volar?
Poder correr, gritar y soñar....
De que me sirve el encontrarme solo
si pese a todo aún sigues en mi andar...

Podría matarte, no me queda duda,
podría obligarte,
podría engañarte
y manipularte...

Pero olvidarte...
¿cómo?

¿Cómo podré olvidarte pronto?

miércoles, 27 de mayo de 2015

Epístolas para la Rana René

Primer acto antes del definitivo adiós.



La verdad es que apareciste en un momento muy inoportuno.
Después de años de andar de soltero y guardarle luto al único sujeto con el cual he vivido. Me di permiso de vivir un año en el desmadre, en la fiesta, en el alcohol, en el ruido, en el ambiente, entre gente liosa, entre gente alegre, entre gente loca.
Me permití vivir lo que no quería haber vivido antes.
Y la verdad es que me gustó, me encantó, y más porque sabía que era sólo un momento.
Que de alguna forma inexplicable, se volvió mi pasatiempo, quizás vulgar ¿y?
Total, yo me estaba divirtiendo.

Después de un tiempo de amargarme la existencia, pensando en el que fue, y pasó.
Caí en cuenta de que esa experiencia me estaba impidiendo conocer más gente. Y no es que quisiera estar con alguien más, sino que simplemente me había quedado tan amargado, porque al irse él, se fueron también gran parte de mis amistades, quienes tras ser casi amigos del alma, se convirtieron en relaciones cordiales. De esos amigos a los que si los vez, sólo finges una sonrisa y ni siquiera haces el intento de cruzarte la calle para saludar. Y no porque de la nada ahora te caigan mal, sino por evitar comentarios que puedan incomodar.

Y en este transcurso, decidí que debía de desencerrarme. De cambiar de aires, y de por supuesto cambiar de gentes. Lamentablemente después de lo que para mí fue casi un matrimonio, que al romperse desfragmentó parte de mis sueños, parte de mi vida, de mis aspiraciones y de mi cotidianidad. Comprenderás entonces que necesitaba continuar de nuevo. Ya que en su preciso momento no hubo nadie, ni donde, me pudiera yo lamentar y consolarme a mí mismo...

Tal vez sus amigos, los que antes eran también mis amigos o quienes de plano nunca lo fueron, al menos tuvieron la amabilidad de ser contención para mí en lo que pudo haber sido el periodo de vulnerabilidad. En otras palabras, contuvieron mi duelo y ya... me dejaron marchar.

Dejé pasar el tiempo, las horas, los días, las semanas, dos años... Lo que me sirvió para irme deslindando poco a poco, lenta, pero sabiamente. Porque déjame decirte que no es ni el amor ni el odio lo que duelen, pero sí el apego.
O por lo menos fue mi caso.

Por un lado, el odio y el revanchismo no son más que formas interesantes y placenteras de decir para tus propio adentros "mira este pobre wey, como quedó de jodido". Sobre el amor no te sé decir nada,  si siquiera duela o no, porque cuando las circunstancias de la vida te llevan a este punto es porque el amor hace tiempo que hizo su maleta y salió de la puerta...
Y entonces llega la pregunta: ¿qué es lo que te queda?
Una espesa telaraña de costumbres, de ruina, de rutina, de hábitos, de frases hechas, de complicidades que se transforman en obviedades, de espacios invasivos, de silencios incomodos, de evitar miradas y de unas ocultas pero desesperantes ganas de volver a tu libertad.



Eso...
Y un miedo que se va transformado en un demonio que va poseyendo tu cuerpo.
Cuando poco a poco te vas dando cuenta de que ya no puedes seguir siendo tú, porque el otro ha devorado una parte de tu ser... Y es entonces cuando quieres salir, y quieres gritar, arrancándote tirones de pelo y rasguñándote tu propia piel, y quiere llorar y quieres vomitar, por contener las ansias de reprimir tu libertad, permitiendo que aquello que algunos llaman la realidad, te termine por apagar...

¿Y qué te queda? Un comenzar de nuevo como un invierno al cual le sigue la primavera...
Pero en este caso, mi propio caso, se trató de una primavera que se resistía a florear...
Una primavera, calurosa, ominosa, húmeda, que se negaba a llenarme el alma de un rayo de luz y de paz; de regalarme un cálido beso de esperanza, para volver comenzar...
Y fue entonces, cuando cansado de una amarga soledad, autoenclaustrada, censurada, atareada, obligada, cansada, adulterada, quise dar un cambio radical...
Quise divertirme, quise beber alcohol, quise sedar un poco mi alma que aún procesaba el dolor.
Quise respirar un poco, pero de ese humo gris que intoxica el ser.
Quise bailar, quise cantar, quise dar a mi cuerpo libertad. Libertad que a mi alma era incapaz de otorgar...
Y la verdad es que a mi manera fui feliz y me divertí. Me atudé a exorcizar ese amargo penar del que no me lograba liberar. Eso que era como tener un miembro plagado de hongos los cuales no logras eliminar, pero aquellos mismos, que si los ignoras, los dejas de ver; de pronto ya no están...
Solos y de cuenta propia cuenta se extinguen, con se extinguieron mis lagrimas, como se extingue la flor a la que no le da el sol.
Dicho esto quisiera decirte que fue para mí una lástima que en ese entonces me vinieras a encontrar.
 




Pero no lo fue, no fue así, y créeme que nunca lo será...
Pecaría de hipócrita (para conmigo mismo) sino aceptara la realidad...
Como es de suponerse conocí chicos y algunas chicas...
Fue cuando de pronto caí en cuenta de que quizá podía reintentar, y por qué no buscar.
Y de pronto, se manifestó Satán vistiendo de príncipe azul.
La tentación, la casi perfección llegó hasta a mí en un ídolo hermoso, pero que transportaba en su infecto cuerpo la semilla del mal, de la calamidad, y la sentencia de muerte...
Y poco tiempo después ahí estabas tú... Para saciar mis apetitos carnales, para poder desatar las semanas de pasiones locas acumuladas y que me dediqué a sublimar.
Y si te sirve saberlo fue genial, y quizá la novedad. O sólo tal vez tener nuevamente la complicidad carnal. E insisto, lo probé y lo disfruté, pero como fruta prohibida que se servía sobre los despojos de una vasija destruída.
Ya no podía sucumbir a mis complacientes ganas de pecar...


Porque has de saber, y sino la vida te lo enseñará, que puedes procurarte placeres en cosas que te los puedan dar, pero si esa cosa se transforma en alguien. Debes de tener por seguro de que uno de los dos perderá, caerá y se humillará.
En esto no hay trampa ¡es una ley universal!
Porque cuando las energías fluyen ¿a caso hay quien pueda probar que se estancan en un lugar?
¡Jamaz!

Y bien hice en ser franco contigo.
En ese momento yo no te pude aceptar.
No había terminado mi tiempo, y quería continuar avanzando y experimentando una nueva forma de experimentar la realidad...

Y ya que ha pasado ese año, que regreso todo agotado, y ligeramente perturbado. Me ha llegado mi momento de buscar definitivamente mi paz, de sentarme debajo de un árbol a meditar y descansar.
A tener nuevamente en mi vida, una manzana prohibida la cual si he de quererlo, la pueda consumir hasta el final.


Y fue por eso que regresé a tocar tu puerta, y si sólo algo tuviera que argumentar sería es que fue una lástima y un desperdicio que llegaras en aquel entonces a mi vida, y que hoy ya no me quieras aceptar.
Que no llegaste cuando yo quería, ni te quisiera cuando tu quisiste, y que es ahora cuando yo ya quiero, que lo querido va a servir para puro olvido...
No es tu culpa ni la mía, tal vez estamos pagando una penitencia tardía...

En su momento, tuya.
Magdalena del Carmen, Frieda.




miércoles, 6 de mayo de 2015

La inflación y vulgarización del sistema educativo mexicano

La industrialización masiva de la producción de pobres por medio de un sistema educativo arcaico, mediocre y vulgar...



De poco o nada ha valido que pese a que se haya incrementado la matrícula de la educación media superior, y que junto con esto se oficializase su obligatoriedad, configurando de esta manera un esquema de quince años garantizados constitucionalmente (2002 preescolar, 2008 bachillerato); para que la calidad de ésta vaya en detrimento, y a pesar que se trata de una formación con casi el doble de años que hace cuatro décadas, los índices de alfabetización de los egresados se encuentran muy por debajo de los estándares de la educación de quienes concluían el esquema básico en 1974, año en que la obligatoriedad alcanzaba el segundo de secundaria, y el nivel de alfabetización de la población en general era de quinto grado de primaria.

Hoy, poco más de cuarenta años, el nivel de alfabetización alcanzo por fin el segundo año de secundaria al menos cuantitativamente hablando, pero siendo honestos (y para ser honestos, muchas veces haya que dejar de lado los estudios serios) ese segundo grado de secundaria de hoy está, cualitativamente hablando, muy por debajo del nivel del quito grado de los años 70's.


Por otro lado, dentro de las reformas estructurales al interior de todas las dependencias públicas, ya sea a nivel estatal o federal, se pregona un slogan de "profesionalización" de los servidores públicos. En términos tajantes ¿a qué se refiere todo esto? Pues muy sencillo. Vera usted, si en la década de los setentas, para trabajar en cualquier mediocre empleo burocrático, sólo bastaba con que tuviera algún papel que avalase sus estudios de secundaria, y ojo, me refiero literalmente a cualquier papel, no a un certificado. Ahora, para ese mismo mediocre puesto burocrático, se le requiere que tenga usted maestría, o que la esté estudiando y se comprometa a entregar la cédula profesional de su posgrado en un lapso determinado de tiempo no mayor a dos años...

Pero obvio, eso no se queda ahí. Porque detrás de este irónico panorama de Inflación educativa, se esconde un escenario más turbio y cenagoso que es el referente al de los salarios ya que si usted podía ser un jefe de familia en el cuasiarquetípico modelos familiar setentero de papá, mamá, hijo, hija, coladito, perro y gato, y ser sostén único de los gastos de la casa. Hoy por hoy, tendrá que hacer peripecias en un escenario muy diferente: un conyugue que también trabaje y probablemente tenga la misma escolaridad que usted, la renta de un paupérrimo departamento o una pequeña casa de interés social, e ¿hijos?, ¡no parfavars! si con trabajos y alcanza para las croquetas del perro...


¡Con razón los profesores me decían
que yo era un chico en crisis!

Del año en el que nací al día de hoy,
el poder adquisitivo ha caído
en un 80%


Yo lo comento de manera un tanto jocosa, pero los que son más versados en los números calculan que el poder adquisitivo del salario mínimo, en las últimas dos décadas (es decir, de la crisis de 1994 para acá), cayó poco más de un 60%. Lo que quiere decir que no solamente cada vez tenemos menos, sino que también cada vez es peor la calidad de todo lo que consumimos, y por todo me refiero a TODO, comida, ropa, inmuebles, automóviles, servicios, programación del televisión, música, (el entretenimiento general) y curiosamente redunda también en un nivel educativo prosaico, vulgar, y que poco o nada forma para la vida...

 --Ya sé que podrán decirme de las muchísimas excepciones a mi generalización, pero casi siempre estaremos hablando de casos admirables de alumnos y docentes sobresalientes en comunidades aisladas, casi siempre en localidades indígenas--.


Regresando nuevamente al esquema de educación garantizada por el Estado, y que lo conforman tres años de preescolar, más seis de primaria, más tres de secundaria, más otros tres de bachillerato, "igualando" el esquema que muchas naciones europeas y otras del "primer mundo", (sólo que aquellas no cuantifican el prescolar) ofrecen a sus ciudadanos. Tenemos entonces una escolaridad para que al momento de egresar te esté esperando un "flamante empleo" en un Oxxo, en Coppel, Elektra, en el Banco Azteca, de chofer repartidor, cajero, botarguero, auxiliar general, chofer conductor, "cambacista", entre una larga lista de fabulosos empleos muy bien remunerados en empresas de buen nombre y harto compromiso social. Porque hasta para ser secretaria, tienes que ser licenciada...

 Contando con un "brillante" perfil de habilidades y competencias que poco o nada se relacionan con  áreas como Impuestos, Negocios, Administración de finanzas personales/familiares, Nociones básicas de mecánica automotriz, Derechos Humanos, Derechos laborales, Apelación, Gestión comunitaria/municipal, Cultura vial, Cultura ambiental, Cuidado de la Salud y Nutrición, y la que a mi parecer debería tener tanta relevancia en la matrícula como la lengua y las matemáticas; la Educación en Salud Sexual-Reproductiva, que en mucho colaboraría en desacelerar este circulo vicioso de pobreza, pobreza, y más pobreza...

Porque como dijera sabiamente mi buen amigo Artemio a las alumnas de bachillerato, pese a ser tachado de misógino: Y usted señorita ¿ya tiene proyecto/plan de vida o terminará siendo una fábrica de pobres más?


Drako Konztantyno


En México se estudia para ser pobres
http://www.vanguardia.com.mx/enmexicoseestudiaparaserpobres-2310965.HTML

Cae poder adquisitivo 77.79% en México
http://www.eluniversal.com.mx/finanzas-cartera/2014/impreso/cae-poder-adquisitivo-7779-en-mexico-109845.html

Obligatoriedad del Preescolar
http://www.jornada.unam.mx/2009/12/05/preescolar.HTML

Obligatoriedad del Bachillerato
http://blogs.cnnmexico.com/ultimas-noticias/2012/02/08/calderon-firma-el-decreto-que-establece-la-obligatoriedad-de-la-educacion-media-superior/


El sorprendente sistema educativo finlandés
http://www.lavanguardia.com/vida/20150504/54430384806/sistema-educativo-finlandia-mejores-mundo.HTML

14 claves del éxito del modelo educativo de Finlandia
http://www.lavanguardia.com/vida/20150504/54431005380/claves-exito-modelo-educativo-finlandia.HTML

Entrevista a Jari Lavonen, Decano de Pedagogía en la Universidad de Helsinki
http://www.lavanguardia.com/vida/20150220/54426341224/jari-lavonen-nino-cuatro-anos-necesita-jugar-escuela.html

martes, 5 de mayo de 2015

Reflexiones sobre las relaciones de pareja

El "enganche" inmediato; la parte oscura del 'Amor a Primera Vista'.



1. Al encontrarte con un chico/chica  y engancharte inmediatamente debes considerar lo siguiente:
  • Te emocionas porque te refleja algo que te gusta que está en ti, pero que no has reconocido aún en ti mismo(a) o no te has atrevido a explorarlo al máximo.  =Dudas de ti= Esa es la clave de la pronta identificación. Debes de descubrir cuál es aquella cualidad a la que (realmente) te enganchas para trabajar individualmente en ella.
"Tu torpeza está en no saber verte tal y como eres"
"Cuando alguien nos despierta una emoción, lo más
probable es que se haya producido un reflejo"
David Solá

 
  • Sentimientos de inferioridad derivados de carencias afectivas durante el desarrollo; los cuales tienen todo que ver con el tipo de vínculos afectivos desarrollados con los padres y muy probablemente los existentes en ellos y entre sí, --Un ejercicio muy recomendable sería reconocer las/sus dinámicas familiares para considerar mejor sus determinantes, a ellos mismos y a la relación que llevaron entre sí--. Comprender la complejidad de estas relaciones permitirá comprender la dinámica de los padres dentro del círculo familiar para contigo; derivado de esto, será más fácil resanar y comprender el pasado para poder realizar la sanación de las memorias negativas. Este historial de carencias sentidas (o mejor dicho, "reales o sentidas") también incluyen la relación con amigos y familiares cercanos.
=Se trata fundamentalmente de proyección de situaciones=
 
 
  1. Piensa en tus carencias; reales o sentidas.
  2. Menos sentimentalismo, o dicho de una manera más asertiva: No tomarse las cosas como algo personal.
  3. Cada relación es única y nueva; procura no contaminarla de tus relaciones pasadas.
Konztantyno-Daniel.

viernes, 19 de septiembre de 2014

El Símbolo de la Serpiente...

y el Báculo de Asclepio



Tiene ya su tiempo en el que no he escrito una disertación a la manera de trazado.
El presente es a petición de un amigo y simpatizante de las "Cosas Raras"; el cual espero y les agrade.







La serpiente, como un símbolo arquetípico universal inherente a toda la humanidad, siempre ha estado relacionada al simbolismo de lo sagrado.

_ Si recurrimos a las primeras fuentes de conocimiento humano, podremos darnos cuenta de que esta es una realidad innegable. En casi todos los mitos cosmogónicos se menciona a la serpiente como partícipe, de una u otra forma, de la creación misma.

_ Sin ir muy lejos, tendremos en primera instancia, el mito velado de la creación, de la tradición judía del pentateuco, o mejor dicho de la Toráh. En este mito, se tiene que la serpiente es la causante de la pérdida de la gracia para Adán y para Eva. Sin embargo, si nos deshacemos por un momento de la visión tan prejuiciada que posee en su seno la judeocristiandad para con el símbolo de la serpiente, y tratamos en vez, ser un poco más objetivos; nos daremos cuenta de que realmente a la serpiente en la Biblia se la ha asociado con un significado de astucia y de sabiduría (al igual como lo han hecho resto de las culturas).

_ Gran parte de este prejuicio se lo debemos a que lo pueblos judíos de la época veterotestamentaria consideraban inmundas, a todo tipo de víboras, por estar asociadas al culto al dios Baal y a otros ritos de fertilidad [ya creo que ya tenemos bien respecto aclaro que tanto católicos como judíos, han tenido serios problemas con respecto a la sexualidad y casi todas sus expresiones].
Genesis 3: 1 y ss.
“La Serpiente, era la más astuta de todas las creaturas”.

Mientras que Jesús como parte de sus enseñanzas aconseja:
“Ser sagaces como serpientes”.

_ Sin embargo, si tratamos de ir un poco más allá hacia la oscuridad de los tiempos. Nos sorprenderá descubrir que en un principio, la serpiente con todo su simbolismo fue asociada con el Espíritu de Dios que se desplazaba sobre las aguas del Caos.

_ En otras culturas, tanto las extremo-orientales como mesoamericanas, van aún un poco más allá y la representan como a la Gran Serpiente de Fuego (también llamada Ígnea o Cósmica) la cual se desplaza por sobre del caos, exhalando el fuego primordial (es decir, creando la Luz) y dando origen con esta acción a la creación del universo, la tierra y el hombre. Terminando su Gran Obra (esto guarda correspondencias con el ser que algunos han denominado como el Demiurgo, o también con la figura de los Aelohim) con la incubación de la materia cósmica haciéndola asumir sus formas materiales.

_ En el caso de nuestras culturas madre, esta serpiente recibió el nombre de Ketzalcoatl entre los aztecas, y Kukulkán entre los mayas.

_ Para la cosmogonía hindú, sería un poco diferente, pero no del todo disimilar. La cosmogonía hindú, o vedananta, propone que en un principio “un largo rastro de polvo cósmico se movía y se retorcía en el espacio” hasta hacer que el universo asumiera la forma de un huevo , al igual que nuestro planeta, y caso todas las formas celestes. Después el Gran Espíritu inocularía el orden material en éste derramando su espíritu y exhalando el fuego y la Luz, haciendo que la materia cósmica, o el universo, asumiera la forma globular de una serpiente, enroscada como en un ovillo, la cual sería intermedia entre la luz y las tinieblas, y en donde residirían todas las criaturas.

_ Este mito nos habla del origen de otro símbolo serpentino denominado ouroboros. Ouroboros es la serpiente que representa lo infinito, en tanto que circular y cíclico (puesto que se le representa como a una serpiente mordiéndose devorándose a sí misma) ya que a la serpiente se e ha relacionado directamente con los eventos cíclicos de la naturaleza gracias a su facultad de regeneración (ya que cada año muda de piel).
















Bibliografía:
Diccionario Masónico y Esotérico; Jaime Ayala Ponce; ed. RReCCa ; 2008.
El Jesús Tántrico; Robert H. Stucky; Fenlou.
El Diccionario del Mago; Varios Autores; Ediciones B, Grupo Z.
Atlas Universal de Filosofía; Varios Autores; ed. OCEANO.


Referencias sobre el Báculo de Asclepio:

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/williamsoler/el_emblema_de_la_medicina.pdf

http://elbaculodeasclepio.blogspot.com/2010/11/la-medicina-en-busca-de-asclepio_22.html

Granade

.


Y Konztantyno se arrodilla
justo en frente de tu silla
para beber de tu sexo
el elixir del amor...

Se te entumen los pezones
con esta sensación que desconoces
la de un simple y suave roce
que te llena de temor.

Temor por sentirte amada,
excitada, tan deseada.
Temor a transmutar tu miedo
en oleadas de placer...

Y poco a poco te retiro el velo
que te había negado a tu propio cuerpo
y con tibiesa recorro tu sexo,
mientras te contorsionas
______________  perdiendo el aliento
ante este tu lobo sediento,
de tus gemidos voraz...


Estribillo:

"Suavemente se te ruboriza el pecho
indicando que en cualquier momento,
tus ojos destilarán, lágrimas sentimentales
incitadas por la ternura
de mis caricias orales.

"Y hora entre la pasión
y de la voluptuosidad, ternura,
abandónate a la locura
ríndete a tu placer..."

Y ahora que ha llegado el momento,
vuelca la pasión de tus sentimientos,
tus sentidos, tus movimientos,
a ese ritmo tan suculento,
que ha tenido su origen en el paraíso de tu ser (en tu Jardín del Edén)

Y ahora que te has convulsionado toda
fusionando tu alma a la aurora,
regresa otra vez a la alcoba,
para que lo volvamos a hacer....


☠Drako-Konztantyno††.'.






domingo, 27 de abril de 2014

La Pontífice del Siglo XX: "Un papado en crisis"

(Segunda parte de la serie Minorías Sexuales en la Historia del Cristianismo).

Hace algunas décadas, contaban las abuelas entre una de sus múltiples historias, que existió hace tiempo, en el eterno Trono de San Pedro, una mujer, que en medio de la peor de las crisis del catolicismo romano, condujo a la Iglesia durante varios años, llevándola a una era de auge y prosperidad...

Sin embargo mi abuela no contaba la historia de la Papisa Juana (Juan VII según la versión más consensada)de la que hablábamos anteriormente. Ella, en su momento, debió de haber escuchado del liderazgo de esa mujer; y sin embargo, ignorándolo ella por completo, se encontraba hablándome de una mujer que le fue contemporánea.

Cuando uno es niño, le cuentan muchas historias que son recapituladas por el tiempo, por los años y las mentes de las personas mayores. Abuelos y bisabuelos nos cuentan fábulas, historias y anécdotas que se van desdibujando con los años, tal como se desdibuja la más de las veces la memoria, y que al no tener referencias concretas, se van transformado en parte de la tradición oral, de las leyendas populares e incluso en las medíaticas leyendas urbanas...

Rumores populacheros, chismes, charadas, cotilleos y murmuraciones, historias entremezcladas con la ficción, tergiversadas por el tiempo, y contextualizadas al narrador, hasta que surge entonces la necesidad de "construir el caso" y comenzar la investigación de fuentes fidedignas, para entonces sí, recrear la historia; o mejor dicho, construir la historia...

Sabete lector, que estas líneas son parte de todo un proceso que pretende tener un acercamiento a la verdad de los hechos. Mucho se ha dicho, mucho se dice y se argumenta sobre diversas posturas en los temas que le preocupan a la sociedad, y mucho también a la Iglesia oficial, que más de las veces se ha sentido "tutora" de la humanidad, postulando opiniones, moralidades y doctrinas sobre diversos ámbitos.

Así pues, motivado por conocer esta historia, sobre una mujer que ejerció el poder en tiempos modernos, en la Sede de San Pedro, mientras la Iglesia salía de una de sus peores crisis de credibilidad. La peor crisis que ha tenido a nivel mundial sólo antes y menos grave que la de la pederastía encubierta por su nuevo santo. Hablo nada más y nada menos que de la titubeante postura del Vaticano, y que el Papa Pío XII tuvo para con los regímenes facistas, la dictadura, la represión y el Holocausto. Y eso claro sin mencionar a las provincias españolas, alemanas y de casi la totalidad de Europa oriental, que estuvieron coludidas, y más de las veces aliadas, al nazismo.


La historia de la mujer pontífice en tiempos modernos, inicia poco después de finalizada la Segunda Guerra mundial, y tiene como escenario el más impopular de los papados, con un pontífice marioneta de Mussolini antes, de Hittler despues, ora de la Guera Fría, otrora del escenario mundial; tan tibio como la leche de vaca recién ordeñada: "su santidad" el príncipe romano Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli, mejor conocido como Pío XII.

CONTINUARÁ...




Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli, mejor conocido como Pío XII.

Nicetas, Primer Patriarca Transexual.

(Escrito originalmente el día 15 de enero del 2011)






"Porque la Cristiandad también es Nuestra Historia"

Nancy Wilson, Obispa Gay, Primada de la UFMCC.




En la antigüedad se tenía la creencia de la existencia de tres géneros (o incluso más). Muchas culturas y civilizaciones importantes se atrevieron a teorizar al respecto, sin embargo no creo que exista un panorama general de cómo era visto este fenómeno de la intersexualidad en aquella época, o si existían criterios unificados.

Sin embargo, la historia nos reporta curiosos testimonios de hombres, e incluso mujeres, llamados eunucos.

La idea del eunuco refiere a una gran gama de conceptos, a veces hasta dispares. Creo que en algún determinado momento de la historia, a algún autor histórico le pareció cómodo el término de eunuco para referirse a toda aquella persona cuya identidad sexual resultase dudosa. De ahí que refería tanto a un guerrero castrado quien custodiaba celosamente a las consortes (harem) de los reyes de Sudán (costumbre que posteriormente se adoptaría en los arenes de cultura musulmana), así como también a algunos funcionarios/sacerdotes egipcios de la época de los Ptolomeos, algunas órdenes sacerdotales persas y babilónicas, y posteriormente a los sacerdotes de los misterios mitraicos. Cabe destacar que quizás este término era empleado para referirse al hecho de que todas estas órdenes sacerdotales exigían que a sus miembros se les extirparan los genitales. Lo curioso, es que incluso tardíamente este vocablo se les asignó incluso a las sacerdotisas vestales, sólo que referente a ellas sabemos que no eran castradas, sino que guardaban un celoso voto virginal, que en caso de romperlo, tanto voluntaria como involuntariamente, era castigado con la muerte.

En oriente por ejemplo, los eunucos gozaron de una dignidad inigualable, ya que la costumbre antigua en Asia, requería que los funcionarios de los emperadores fuesen en su totalidad eunucos. De ahí el gran prestigio histórico que alcanzaron en la Edad Antigua y la Edad Media. Tenemos por ejemplo la historia de un eunuco llamado Boagoas, de quien Alejandro Magno se enamoró dada su gran belleza. En china, pero ejemplo, la totalidad de los funcionarios imperiales eran eunucos, siendo la mayoría de las veces una decisión personal que tomaba el individuo para adquirir un nuevo estatus que le permitiese ser parte de la burocracia.

La tradición de los eunucos en china comenzó casi igual que en los imperios Sirio e Indio, en donde la costumbre dictaba que cierto tipo de delincuentes debían ser castrados como castigo por sus actos, y posteriormente se les obligaba a realizar trabajos forzados o eran vendidos como esclavos. Sin embargo en el Imperio Chino su prestigio fue tal que con el tiempo este grupo formo una especie de subcasta a la cual era todo un honor pertenecer. A grado tal que las familias llevaban gustosas a sus hijos con el barbero para que le retirase los tan incómodos genitales (y digo incómodos porque eran un obstáculo para lograr un nuevo estatuto social) y nunca faltaba alguno que lo hiciera por gusto, siendo ya adulto. Y que conste que aquí sí ya nos referimos a la amplia variedad de la sexualidad.

Sin embargo, en épocas no tan antiguas, concretamente durante el Imperio Romano (haciendo hincapié que referimos tanto al occidental comoal Imperio Oriental o Bizantino) el término fue generalizado para referirse a todo tipo de hombre afeminado o a aquel que guárdese un rol pasivo dentro de una relación homosexual. De ahí por ejemplo, que muchos eruditos se cuestionan si Boagoas, el amante de Alejandro Magno, se trataba de un hombre castrado o simplemente se le denominó "eunuco" por ser el amante que desempeñaba este rol.

La imprecisión del vocablo eunuco al respecto, prevaleció durante mucho tiempo llegando incluso a influir en la terminología bíblica. Los eunucos son mencionados en reiteradas ocasiones a lo largo y ancho de las sagradas escrituras tanto hebreas como griegas. Al grado tal que es difícil precisar o concretizar una definición o concepto puntual sobre lo que pretenden decir (esto claro está que se debe a la falta de un léxico suficiente en el cual se pudiese especificar si se hablaba de una persona transexual, un hermafrodita, un ser castrado, un hombre afeminado o una persona homosexual) de ahí que una amplia gama de ideas se agruparan en torno al concepto de "eunuco" el cual podría ser entendido categóricamente como un ser humano con una determinada ambigüedad sexual.

Entrando un poco más hacia la historia del cristianismo tenemos que en la versión de los Evangelios canónicos Jesús mismo hace referencia a tres tipos distintos de eunucos:

"Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos hechos por los hombres, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda." (San Mateo 19:12). (1)

Realmente creo que las afirmaciones de este versículo son muy contundentes, ya que a primera instancia puede darnos una dimensión de cómo era entendido este concepto en tiempos apostólicos: 1) Respecto a los eunucos que nacieron así, creo que está de todo claro que hace referencia a alguna forma de diversidad sexual, no sé si quizás hermafroditismo, homosexualidad, androginismo o alguna otra condición que denote ambigüedad sexual. Aunque muy recientemente algunos teólogos pro-gay afirman que se refiere a cualquier persona con una orientación no heterosexual. 2) Con respecto a los eunucos hechos por los hombres, creo que se trata de aquellas personas castradas para desempeñar algún tipo de función. Aquí tenemos que quizás estas personas pudieron ser castradas por la fuerza, o quizás no. Quizás incluso se trataba de personas que libremente tomaba la decisión de retirarse los genitales por voluntad propia, ya que su rol de género podría ser diferente al sexo con el cual había nacido (tal es el caso común de los hijras en la India, quienes persisten aún en nuestros días). Y por último tenemos el caso de los 3) "Eunucos por el Reino de los Cielos" quienes decidieron hacerse eunucos para ser partícipes del papel salvífico de la redención. Quizás este último a muchos les parezca fácil de comprender porque casi a cualquier cristiano que le preguntes te responderá que se refiere a las personas célibes. Pero yo no estoy de acuerdo con esto. ¡Por favor, que alguien me explique que trataba decirse con esto! ¿A caso me tengo que castrar para ser parte del Reino? ¿O quizás deba ser transexual u andrógino? ─Recordemos aquí la importancia arquetípica del Andrógino Divino, a lo cual quizá también muy probablemente se refería Jesús, esto si le damos un entendimiento más simbólico/iniciático/metafísico a sus palabras─. Y por último, quizá quiso decir que necesito castrarme para poder entrar con él al “Reino”. Tal como lo entendió mi buen amigo Orígenes, considerados por mucho como uno de los grandes padres de la Iglesia, y como otros un cultísimo hereje extravagante del cual como es sumamente difícil comprender su obra, mejor es ignorarlo, para no entrar en engorrosos trámites exegéticos con su obra teológica.


Antes de hablar de Orígenes y de su "experiencia del Señor" a través de la abnegada y co-redentora emasculación. Quiero mencionarles el caso del primer etíope bautizado en el cristianismo. Y que me perdonen mis amigos de la Iglesia etíope quienes quizá podrían decirme que éste no se trata del primer etíope convertido al cristianismo, pero por lo menos sí es el primero que es eunuco (y el segundo etíope eunuco mencionado en los textos del canon cristiano "oficial"). En este relato se nos habla de un "alto funcionario de la reina de Etiopía" quien se dirigía a Jerusalén para "Adorar al Dios Altísimo". El Paráclito avienta al apóstol Felipe cerca del carro de este señor. Felipe le predica, lo convierte, lo bautiza, para luego ser arrojado en alguna otra imprecisa región de Palestina.

Ahora sí, hablemos de lleno de Orígenes.

Cuenta una pía tradición que Orígenes decidió optar por la sana evisceración ya que se sentía embebido de su furor religioso y quizá tuvo una interpretación muy literal de las palabras de Jesús en Mateo 19:12. Lo extraño es que su emasculación la practicó a los pocos días de convertirse y bautizarse, cuando la moda entre los cristianos dualistas mediorientales de aquella época, reservaban tan preciado y anhelado momento para después de ser aceptados en el sacerdocio. Sin embargo nuestro querido Orígenes se mostraba ansioso y a la semana de bautizado se deshizo de sus molestos y pendulantes genitales masculinos ─este si es un fundamentalista de corazón, no como el hipocritista del Agustín que blasfemó e injurió contra todo lo que le oliera sexo, pero atesoró sus preciados órganos sexuales hasta el final de sus días─.


Sin embargo, después de Orígenes salta al estrado un personaje muy intrigante. Se trata de uno de estos eunucos quien llegó a ser uno de los personajes más destacados de la cristiandad entre sus contemporáneos, llegando a ser un obispo, y no cualquier obispo señoras y señores sino aquel que ostentaba el pomposo título de primado y metropolitano de la Villa Imperial Oriental, figura la cual generalmente estaba entre los dilectos del emperador; El Señor Patriarca de Constantinopla: Nicetas I el Eunuco.

¿O a caso debí decir... Matriarca de Constantinopla?

En 1988 salió a la luz una obra de Rosemary y Darroll Pardoe titulada "The Female Pope". Esta es una versión literaria que investiga detalladamente el misterio de la leyenda medieval sobre la "Papisa Juana" (Juan VII según la versión). En esta obra se sugieren diversas versiones, siendo la que más me llama la atención, la teoría que apunta a que en realidad esta leyenda se originó en la vida de penúltimo patriarca iconoclasta de Constantinopla Nicetas I.


Poco o mejor dicho casi nada se sabe de este personaje, ya que estuvo condenado a ser parte del grupo de los vencidos, ya que la llamada "herejía" iconoclasta fue aplastada y las historias en torno a ésta manipuladas y distorsionadas (como en todas las demás “herejías) tal y como acostumbra hacerlo la Iglesia "oficial".

De Nicetas se sabe que llegó a Patriarca de Constantinopla por obra y gracia del favor imperial, y no a la del Paráclito. Muchos han afirmado que al ser eunuco, muy probablemente fuera funcionario imperial próximo al emperador León VI. Quien muy probablemente lo sentó en el trono patriarcal de Constantinopla por comodidad, ya que la costumbre era que dicho título lo ostentase algún monje populachero agitadores de masas, o algún papanatas títere del emperador, muy ocasionalmente algún devoto y pío monje pero era rara la vez.

La ciencia histórica afirma que Nicetas fue el penúltimo patriarca iconoclasta, pero ¿cómo no habría de serlo si se encontraba rodeado de una dinastía de emperadores iconoclastas y coronando una línea de sucesión de patriarcas con la misma tendencia?. Sin embargo la historia "oficial" dada por la Iglesia "oficial" nos dice que éste fue un santo devoto patriarca excepcionalmente abnegado que alcanzó la santidad como un férreo defensor de la veneración de los íconos. Mentira.

Para fechas tan avanzadas, como se trata del siglo octavo, el cristianismo ya no estaba imbuido en el dualismo maniqueo que tuvo en tiempos de Orígenes y de Agustín. Como para que un monje locuaz abnegado y castrado alcanzase la cúspide de la jerarquía. Y por más que la Iglesia "oficial" llámese la de Roma o la Ortodoxa, hayan tratado de otorgarles píos orígenes a este personaje, afirmando que era uno de esos “castrados por amor a su Señor”. Lo más probable es que haya sido uno de los castrados amados por su señor, pero por su señor emperador.

Además, la tradición es muy clara al decirnos que por ejemplo orígenes se emasculó por ardid religioso, a causa de su fuerte tendencia dualista maniquea en lo que era su propia experiencia con el cristianismo. Sin embargo poco sabemos de cómo Nicetas llegó a ser Eunuco. Algunos dicen que lo era desde muy joven, dada la falta de evidencia histórica que apunte hacia un motivo de carácter. Otra, versión por la cual me inclino, es la posibilidad de que éste fuera un funcionario imperial que por azahares del destino llegó a patriarca de Constantinopla.

Sin embargo, también existe una fuerte posibilidad de que Nicetas fuese uno de esos "eunucos que lo son así desde el seno de su madre" o quizá, se tratase de la primera persona transexual, quien castrada por decisión, gusto y voluntad propia, y que por alguna extraña razón, llegó a ostentar el título de Patriarca de Constantinopla.


Es Cuanto.'.


Su Irreverentísima Herejía

Dom ☠Drako-Konztantyno††.'.
HERESIARCA APOSTÓLICO DEL CUAUHNAHUAC
Y DE TODAS LAS MESOAMÉRICAS.
http://drako-konztantyno.blogspot.com/



REFERENCIAS:

1. La Biblia también es nuestra historia…Leyendo la Biblia con “ojos nuevos”
Folleto escrito por la Rev. Elder Nancy Wilson,
Fraternidad Universal de Iglesias de la Comunidad Metropolitana, FUICM.
© 1992 Nancy L. Wilson.


BIBLIOGRAFÍA:

¿Existe la Homosexualidad en la Biblia?; Eduardo González A; OTRAS OVEJAS; Ministerios Multiculturales con Minorías Sexuales.

Eunucos, Artículo Wikipedia.
http://es.wikipedia.org/wiki/Eunuco

"The Female Pope", Rosemary y Darroll Pardoe.
http://www.users.globalnet.co.uk/~pardos/PopeJoan8.html

miércoles, 23 de abril de 2014

Podría...

Podría escribir los versos más lindos esta noche, pensando en ti...
Pero pensé "¡Qué hueva! mejor escríbemelos tú a mí".

domingo, 20 de abril de 2014

Votos de solemne Libertad

.

Te prefiero, pero no te necesito…
Te elijo, pero no me ato a ti…

No es Cupido, ni el Hado el que me flecha…
No hay Entidad sobrenatural que decida por mí.

He decidido quererte
en pleno uso de mis facultades mentales.
He decidido quererte
sin la sinrazón de los arrebatos carnales…

He decidido quererte
y te juro ante el altar de mi Dios
un cariño maduro y consciente…
He decidido hacer uso de la razón,

Soy incapaz de jurarte algo eterno,
algo perfecto…
No te fingiré ninguna incoherencia
ni te haré alguna falsa promesa,
Tampoco diré que es el corazón el que habla.
Pues sólo soy un simple mortal


No es un impulso romántico
ni de enamoramiento,
Puesto que las locuras de la adolescencia
murieron en mí hace mucho tiempo…

No soy la pasión ebullescente
ni la pasión desbordante del adolescente
Soy quien por pura y simple alegría
te declara su amor de manera conciente…


Porque te juro y te digo,
que he decidido tomar el timón
en la mitad que me corresponde
de la relación…

He renunciado al frenesí desenfrenado,
para sentir por ti lo razonable y razonado.
Crear un romance donde se permita pensar,
vivir una vida en la que los dos podemos actuar…
Donde existe un orden que me permite amarte,
de manera constante, de manera sobria,
y llenarte de cariño prudente y de amor inteligente…

Lo siento, pero no te necesito...

Lo siento, pero no te necesito, es más, hasta puedo vivir sin ti, como lo había hecho siempre, y como lo haré cuando tú te marches…

Lo siento, pero puedo vivir sin ti;
Te quiero, pero no te necesito…
Quisiera decirte que no puedo vivir sin ti,
Que te quiero y que te necesito,
Qué me eres imprescindible como el sol,
el agua, el aire y los alimentos.

Pero no quiero, porque no puedo.
He sido libre contigo y sin ti,
y no puedo condenarme a ser para ti.

Manifiesto que te amo y te honro,
pero es a partir de mi eterno vuelo.

Te amo y te quiero desde mi libertad constante…

Quisiera decir que volemos,
Pero yo vuelo mi propio vuelo,
sin saber a dónde voy…

Tal vez podemos volar juntos un tiempo,
como los gansos que migran en invierno,
pero será tan sólo un momento;
porque prometerte un pro siempre será para mí el infierno…

Y la verdad es que quizá te amo,
y te alentaré a que vueles tú tu vuelo…
A que vueles alto, a que vueles lejos,
Pero jamás permitiré que consumas mi tiempo…

Es más, sé que puedo amarte;
pero jamás necesitarte…

He nacido sólo del cascarón…
Tan único como la huella de mis manos,
No me pertenezco, ni le pertenezco a nadie,
Soy como el polvo, la lluvia y el aire
Soy puro espíritu y energía constante.
Y es por eso que te digo, que quizá puedo amarte,
pero amarte significa que no debo demorarte.
Qué puedo vivir mi vida,
sin acosarte, dependerte o necesitarte…

Santa prudencia la de la libertad eterna…
Libre naciste mi gaviota, ¡vuela!
Vuela tan alto, hacia el Sol y los demás planetas;
vuela tan alto como puedas…

Lo siento mucho, pero no te necesito.
Ni te quiero como tú quisieras…
Vuelo mi vuelo,
Y lo volaré sin ti.
Como lo hice ayer,
Como lo haré por siempre…


He renunciado a ti, Porque he preferido ser para mí

(Haciéndote el sexo para tragarte en tierra...)

Emoción y erotismo en estado puro.
Curva de efervescencia que asciende y desciende…
Creencia amorosa que es de la barcaza, la tormenta,
Frenesí que ha dado el mando a un sentimiento.
Inconsciencia firme y bruta,
De un instante que no perdura ni un segundo…

Carnalidad firme y completa…
Erecciones, pezones y pelotas…
La saliva que discurre por la nuca
y humedece los rincones,
 de pasiones,

y de sensaciones nunca satisfechas…

Te he preferido sólo un momento,
para beber y consumir de tu cuerpo,
hacerte el sexo;
 saciar mis deseos…

Predilección,
elemento con el mejor talento,
quien se destaca por su arrebatamiento,
por sus curvas, por su olor,
por la humedad de tu sexo…

Y por tu cruel distrofia
de vivir sin sentimientos…

Delicioso terreno con sabor a infierno…
Como toda pasión carente de afecto.
Lujuria pura, condenación eterna.
Dulce y excelso martirio
que nos conduce al vacío
de morir en vida…
de sentir miseria…


De alejarnos de Dios,
de conformarnos tragando tierra...

Lo siento; pero no le vienes bien a mi vida

Lo siento; pero no le vienes bien a mi vida…

Lo siento, pero la alegría de que existas se extinguió hace tiempo,
Como el árbol que se desnuda de sus hojas, a causa del viento,
Fue así como poco a poco la costumbre destruyó lo que por ti siento…

No es doloroso.
Tú ya lo sabías
que en cualquier momento sucedería.

Que nuestro cielo con la tormenta
fertilizó el terreno para la pesadilla,
con tu apatía, con tu ignominia…
No faltaría el momento en que despertaría…

No hablamos de amor,
ni tampoco de enamoramiento.
Hablamos de castillos en la arena
que se los lleva el viento…

Edificios de aire, que no tienen cimiento,
De acuarelas tristes que se desdibujan en el tiempo… 

Capítulo 27: Rosas de Desamor.

NADIE ES CAPAZ DE VIVIR NI CONVIVIR CON UNA PERSONA AUTENTICA. SI QUIERES SER AUTÉNTICA, LA SOLEDAD ES EL PRECIO QUE DEBERÁS PAGAR...

Pascuas del 2014.  Capítulo 27: Rosas de Desamor.

El tiempo ha discurrido constantemente.
Como la granada que se desgrana,
o la margarita que se deshoja, o se despetala
(¿despetala? No lo sé,
no estoy seguro siquiera de que exista el termino;
sin embargo estoy consciente de que se desvanece,
se desgasta, se disuelve, tal y como me disuelvo yo también).
Como el azúcar en el amargo café,
como las gotas de agua en la tempestad.
Como el castillo de arena
ante el constante acoso de las suaves olas y del discreto viento…
Así como muere el último rayo del sol en el crespúsculo,
Así es como en terrenos de amor, me siento…

Y es verdad “lo supe siempre. No hay nadie que soporte la libertad ajena. A nadie le gusta vivir con una persona libre. Si te atreves a ser libre, ese es el costo que tienes que pagar por tu libertad: la soledad.”
Chavela Vargas.

viernes, 14 de febrero de 2014

Manifiesto del 14 de febrero

.

Creo que es momento de decir lo que a nadie le interesará escucharme, pero el tener un producto tan ociosos como una cuenta de FB me permite expresar independientemente que a los demás les valga madres o no

1) Amo únicamente a miembros de mi familia.
Madre, abuela, hermanos.
Con, en y mediante ellos, he conocido, vivido y experimentado el amor incondicional.
2) Quiero un chingo a mi amigo Jorge (Diego Campos); y sin embargo, creo que nunca se lo he dicho.
¡Me gustaría que fuera mi hermano!
3) Mañana despertaré siendo un hombre soltero.
4) Si me vuelvo a casar, pronunciar votos o lo que sea (esto excluye las uniones legales, que para mí no pasan de mera papelería legal; lo que cuenta es la boda ante un ministro y ante Dios) será, no por amor, sino por mera y exquisita atracción sexual (lujuria).
5) Me preguntaron hace poco: ¿ud es casado? ¿tiene hijos? Hijos quizá, tendré dos, pero serán adoptados. Casado, lo dudo.
6) Algo que poca gente sabe, es que a los 19 años, me adjudicaron un hijo biológico. Bueno; realmente es una niña, se llama Victoria. La conocí en Acapulco cuando tenía 7 añitos. Y realmente tengo mis dudas...
Sí se parece a mí...
Siempre viviré con la duda ¿será o no será?
U.u
7) El próximo año comenzaré los trámites de adopción. Existe el antecedente de 10 padres adoptivos solteros en la historia moderna del país (DF y Oaxaca). El actor que interpreta a Albertano es uno de ellos.
8) El motivo de que quiera ser papá es que quiero retribuir al mundo el amor y la aceptación que recibí de mi familia. Mi familia (próxima) ha sido tan chingona y me han inoculado unos valores tan bellos, que estoy dispuesto amar tanto a mis hijos que no me importará si me sale una teibolera, prosti, o peor aún, un evangelico-pentecostista fundamentalist opusdeísta testigo del séptimo día.
Neta, que he tenido un amor tan pleno y bonito, que casi cualquier relación sentimental me parece una caricatura barata. Lo sé y lo admito; nunca seré feliz en pareja. Y si llegara, hay una escala muy alta contra la cual contrastar...
Así que ni modo.

9) No sé yo, qué tan idiota me veré, o qué diablos proyectaré a la humanidad, que pura gente loca o enferma (o en su polo contrario, con aplanamiento emocional) he tenido en mis relaciones sentimentales. Supongo que es una consecuencia de ser un esquisoide rarito ( un poco loco, lo sé; pero adorablemente loco)...
¡Pero por qué gente loca mal pedo ¿Por qué Dios, por qué?!
10) Pero no hay pedo. Esta situación me hace valorar a la gente que en verdad amo y me ama, y he de confesarles que descubrí dos grandes amores. ¡¡¡LOS MÁS IMPORTANTES!!!! El amor por mí mismo, y en redundancia por la Divinidad manifestándose en mí.
11) Ayer me cayó en gracia una revelación que es constante en mi vida: "Mis ex son ex y punto; POR ALGO LO SON". Y como dice la canción, "La chancla que yo tiro no la vuelvo a levantar". Por eso no "perdono a nadie" porque no sé ni vivo sus procesos emocionales y siendo honestos, ni me importan (insisto, por algo son ex). Yo sólo puedo ocuparme de los míos (los procesos). Así que mejor cada quién su pedo y no me vengan a pedir sexo salvaje ¿ok?

12) Terminé de escribir esto estando en una cita romántica.
Mis citas románticas siempre son de tres personas, y nunca han incluído alguna pareja o expareja mía

13) A la mierda todo. Dejémonos de hacernos weyes. Si no existieran las ITSs, a nadie le importaría la maldita infidelidad. Es más, si no existieran el herpes, el vih o el vph, hasta yo sería infiel...

14 (de febrero, o sin él, no importa) Hoy me la pasé de lujo.



El día que reclame

mi derecho natural de ser la estrella que de por sí ya soy; será para cantar lírico al ritmo de Salsa Electrónica... =D

miércoles, 22 de mayo de 2013

Desordenes de personalidad y psicopatía



(trastorno de personalidad antisocial).




En el video #5, llamó sobre manera mi atención el asunto sobre las investigaciones llevadas a cabo al interior de las prisiones de Nuevo México.  Más aún porque inicia la narración con la frase: “¿Qué hace a algunos cerebros malvados?”.

“Los psicópatas tienen patrones similares de comportamiento {…} Los psicópatas tienen un  estilo de vida impulsivo y nómada. Cambian de domicilio y de relaciones, son sexualmente promiscuos. Tienden a involucrarse en problemas”.

Sobre el trastorno de personalidad antisocial, o psicopatía, podemos decir que son quienes han perdido la capacidad de empatizar y/o sentir algún tipo de remordimiento. Tratando a las demás personas como si se trataran de objetos: Cosificación.
                La cosificación, o lo que es lo mismo, reducir el valor de una persona a objeto. Generalmente este término resulta empleado para abordar  problemas de carácter social o filosófico:
“La cosificación de la persona consiste, obviamente, en convertir a las personas en cosas; y esa conversión se puede dar en un doble plano: el metafísico y el ético. Es decir, podemos cosificar a la persona cuando al intentar explicar lo que esta es, acabamos por convertirla en una mera cosa; y también puede ocurrir lo mismo al no comportarnos con respecto a ella conforme a la dignidad que merece. Así pues, se trata de buscar dónde reside la diferencia entre cosa y persona, lo que nos permitirá hacer patente el error que se comete al cosificar a la persona” [1].

 Sin embargo, en el caso del trastorno de personalidad antisocial, interactúan con los demás como si se tratase de cualquier tipo de objeto, utilizándolas en vez de establecer relaciones interpersonales. Esto con la finalidad de conseguir sus propios objetivos, sin más que sus intereses.  Aunque no necesariamente tengan que causar algún mal, o presentar algún tipo de conducta delictiva.
                La carencia de remordimiento hacia los demás o hacia la propia conducta, es en lo que radica la cosificación que realiza el sicópata del otro. En términos más claros, le retira los atributos de persona {ser con capacidad sintiente} para valorarlo como objeto, cosa o herramienta de la cual servirse para estructurar su propio fin.
                En base a esta categorización que realiza el psicópata. Tienden a establecer códigos y pautas de comportamiento, basado única y exclusivamente de sus propios valores, dentro del cual los valores y derechos del otro, no tienen cabida. Por los cual sus conductas están cargadas de una fuerte dosis de rencor/culpa/odio/violencia, cuando infringen sus propias reglas. Mostrando prácticamente nula preocupación al violentar las normas sociales. Sin embargo, esta situación se torna conflictuante en el momento en el que las necesidades sentidas por el psicópata, difícilmente pueden ser atendidas o comprendías por el grupo, lo cual les genera un marco de frustración que es el que muchas veces les detona en la conducta delictiva o en el atropello (abuso, manipulación, chantaje) de los otros. A los cuales muchas veces al utilizarlos pudiera aparentar un genuino interés, sin embargo, premeditadamente buscará sacar ventaja o cobrárselo a beneficio mayor.
                Esto podríamos categorizarlo como una especie de egoísmo exacerbado; una característica que pueden tener las personas funcionales, pero que al alcanzar el grado patológico, resulta intrínseca de este desorden.  
                La corriente psicoanalítica la ve como una dolencia de carencia del superyó.
               
Esta sobrevaloración de la propia persona, está marcada por una notoria megalomanía, y una visión distorsionada de la realidad, y de sus capacidades para conseguir/realizar las cosas y la incapacidad de reconocer la empatía utilitaria de estas (es decir, la habilidad de percibir las necesidades implícitas de los otros para mutuo beneficio) sino que por el contrario, esta se permea de una perspectiva conocer las debilidades y necesidades del otro para explotarlas y obrar sobre de ellas para manipular. 


1.       A. Simón Lorda, COSIFICACIÓN DE LA PERSONA (consultado el 22 de mayo del 2013, a las 10:53). Disponible en:
http://mercaba.org/DicPC/C/cosificacion_de_la_persona.htm


domingo, 19 de mayo de 2013

La mente como órgano sensor.

http://www.mindmeister.com/296039859/la-mente-como-un-rgano-sensor


Crear su propio mapa mental a MindMeister

martes, 14 de mayo de 2013

Reseña de El Rastro de Sangre en la Nieve, Reflexión.

De Doce Cuentos Peregrinos.
Gabriel García Márquez.



¡Rayos!

Un final inesperado, ciertamente.
¿Quién hubiera imaginado un desenlace de ese calibre, cuando se logra una asociación tan directa con el protagonista?

Se trata de una historia que envuelve al lector, lo seduce. La narrativa tan detallada de García Márquez, es cautivante. Me fascina como describe escenarios y situaciones. Creo que esa es la característica particular de él. La historia, la tierna historia de un romance clásico, tan sabido, tan estereotípico, tan occidentalmente idealizado. Un par de jóvenes y bellos que tienen un alocado romance que termina, y vaya que literalmente termina, en la luna de miel.

_ Uno podría intuirse que algo extraño está sucediendo con Nena Daconte. Sin embargo la desgracia de Billy González es tan fuerte y tan sentida que me resulta prácticamente imposible no empatizar con él. Pese a que la cuasa de la muerte, me resulta fantasiosa y caprichosa la causa de la muerte de Nena; el pinchazo de la espina de una rosa. Lejos de eso, creo que la obra se aleja un poco del realismo fantástico para adentrarse en los lúgubres y anegados pantanos del surrealismo.

_ La obra se torna profundamente psicológica conforme Nena y Billy van ingresando en terreno francés rumbo a París. Y se vuelca completamente hacia el pensamiento y las emociones de Billy cuando deja a Nena en el corredor del hospital...


Respecto a la subjetividad, esta puede abordarse desde distintos puntos en la progresión de la historia. Desde el momento alocado y pasional en el que Nena y Billy se conocen, y empieza el autor a describir las personalidades de ambos, y el cambio conductual que implica para Billy conocer a Nena, y cómo esta descubre y le descubre su parte "sensible" en él; e incluso en los niveles de percepción tan dispares en ambos, y que vienen implícitos en su personalidad.

__ Sin embargo, considero que la parte más analizable para este caso es sobre los acontecimientos finales. Cuando uno por fin se da cuenta cómo se desarrollaron los hechos.

De entrada, tenemos la dificultad del lenguaje. Billy se encontraba solo en un mar de gente. Aislado. Lo cual me recuerda un pasaje de El Principito en el que el zorro le dice que aún rodeados de gente, generalmente nos encontramos solos. Esto me lleva a reflexionar sobre "el problema ontológico de la soledad" que nos remetiría a la obra de Octabio Paz, El Laberinto de la Soledad, y de ahí a la obra de la Psicología del Mexicano, para redundar finalmente a una obra que desmascara estos problemas de la inutilidad del esfuerzo humano en la lucha contra lo que le acontece...

-- Y así, podríamos tener una profunda y larga reflexión filosófica y existencialista sobre qué es en realidad el hombre...

¿Una invención a caso?

¿Una ilusión cargada de perspectivas?

¿Es el hombre a caso, y tan solo solamente eso, una maraña de experiencias sensuales que le llevan a tratar de decodificar un medio que le resulta hostil?

¿Un constructo social, cultural, "civilizatorio" que no hace más que profundizar su arraigue en un mar de soledad?

¿Es a caso el espejismo de una unidad que batalla en contra de un sinnúmero de circunstancias, la mayoría no deseadas, no provocadas, sino más bien impuestas, ya sea por la causalidad, o quizás por el monstruoso aparato que en colectividad se construyó con la finalidad de "facilitar" o "sofisticar" la convivencia humana, pero que lejos de eso se entreteje como una maraña de la que difícilmente se puede escapar. En la que uno es arrojado en el nacimiento como mosca a la telaraña, y que mientras más se trate de escapar, más se enreda y atrapado queda...

_ Difícil pues resulta, y amarga también, la experiencia de Billy González, a quien una vida de brabuconería, de barreras mentales autoimpuestas para tratar de defenderse del medio. Un ser poco consciente de su soledad, de su vacío existencial, de una oquedad profunda de afectos. Que, finalmente conoce las lides del amor, en una delicada jovencita que lo llena de un romántico y pasional amor. Debe enfrentarse a la lucha consigo-mismo para darse cuenta que al salir de lo recondito de su miseria, no logrará encontrarse más que con una brutal y absoluta realidad, la cual ahora sí, sin relativismos ni ambiguedades, brutalmente le escupe en la cara, cuando despierta del marasmo de sus sueños...

Es cuanto.'.

domingo, 12 de mayo de 2013

Los discursos de la verdad.


En el foro anterior ya compartí mis impresiones sobre la lectura. En realidad creo que todo podía resumirse a que no concuerdo con Foucault, ni con Castro Orellana. Aunque aplaudo su dedicación y esmero en sus obras.
                Lejos de la experiencia anterior, esta vez quiero compartir un poco de mi perspectiva, que viene de mis parciales observaciones, mi formación e historia de vida.
                Hace tiempo, cuando finalizaba mi formación teológica, decidí abrirme a nuevas experiencias espirituales, para conocer más y profundizar más en mi propia experiencia como ser espiritual. Concretamente, dejé un poco de lado para indagar en otras culturas y tradiciones religiosas. Concretamente las orientales.
                En oriente, tanto la gran mayoría de las escuelas budistas, como algunas corrientes gnóstico-cristianas, como en el tao, y algunas otra, se comparte un perspectiva bastante distinta sobre la verdad, la cual es muy distinta a las experiencias e ideologías que han marcado, y hasta cierto punto determinado la especie de cosmovisión que domina en el pensamiento racionalista y positivista que viene marcando la tendencia desde hace ya cuatro o cinco siglos (y ni qué decir si nos metemos al pantanoso mundo oscurantista del Medievo).
                De los primeros autores que cautivaron mi interés en ese entonces. Que me permitió tener un acercamiento hacia lo que groso modo voy a llamar como el pensamiento oriental y que me permitió partir desde mi limitada experiencia, cosmovisión y creencias de joven clérigo, cristiano, occidental. Fue Robert H Stuky, quien actualmente es una autoridad en el abordaje académico de las religiones comparadas, y académico experto en Tantra e Historia de los primeros siglos de la cristiandad. R Stuky en una de sus obras [1] toca temas diversos temas de interés, tratando de hacer paralelismos a los conceptos que conocemos los occidentales. El que llamó poderosamente mi atención, fue el término sánscrito que más podría acercarse a la idea de lo que nosotros denominamos “pecado”: Ajñana.
                Sin embargo, hay que tomar en cuenta las referencias culturales que se encuentran detrás de este término, ya que el marco de trasfondo, o lo que los académicos denominan “marco teórico” es radicalmente distinto a las nociones e ideas asociadas que se asocian dentro de nosotros al recibir el estímulo de la palabra “pecado”.
                En oriente (en el subcontienente indio, más concretamente), en gran parte de las escuelas/corrientes del pensamiento, llámense filosóficas o espirituales, ajñana, viene siendo considerado como el estado de error puro; o mejor dicho, un estado primordial de ignorancia en el cual todos los seres sintientes nos encontramos. Es decir, en un estado de desconocimiento total de la “Verdad”.
                Este estado de ignorancia determina siempre y todo momento los actos y pensamiento de la vida de los seres humanos. Luego entonces esta premisa nos apunta poderosamente a otra de las máximas del pensamiento oriental que nos dice que “todo” es una ilusión.
                Si nos acercamos a los terrenos pantanosos de las doctrinas humanas, llegamos a un punto en el que el ser humano, en su experiencia, trata de darle explicaciones a estos sentimientos de condicionamientos inherentes a la condición humanos. Para ellos siempre fue este estado de ignorancia primordial, y para los occidentales, siempre fue la idea de un “pecado original”.
                Los budistas, explican este problema, fundamentado que la experiencia humana está delimitada por una fuerza centrifuga, o centrípeta (desconozco de física, por tanto no sabría cual término se acerca más) que retiene y que mantiene a los seres humanos en esta condición.
                Los musulmanes lo denominan “nafs tirano” [2]. Los budistas lo traducen libremente como ego.
                Tomando en cuenta esto, tenemos una perspectiva distinta a la nuestra que nos ubica en una posición, un tanto más sana y realista, desde mi humilde opinión, en cuanto a nuestras creencias acerca de lo que percibimos como “la realidad” y lo que creemos que es “verdad”.
                Según varias doctrinas, lo que percibimos es sólo un constructo fabricado por nuestros egos. Estos constructos forman creencias, y cuando estas creencias se afianzan, entonces generamos constructos mayores que pretendemos sean nuestra verdad. Y probablemente así es, o por lo menos nuestra experiencia de estos tiempos nos ha dicho que así ha sido…
̶  Y vaya que me gustaría conocer la opinión de Don Miguel a este respecto.
                Dejando claras anteriormente mis discrepancias con los autores de esta unidad, creo que los cambios epistemológicos y paradigmáticos han sido más y más violentos de los que suponemos. En mi humilde y limitada visión creo que estos se vienen dando de una manera cada vez más vertiginosa conforme avanzan los tiempos (o conforme acrecenta la población mundial) o al menos es lo que mi perspectiva percibe.
                Para ejemplos me fascinan mucho remitirme a lo de las ciencias “duras”, que no se por qué se llaman duras, si siempre se fundamentan sobre supuestos (teorías) que perduran sólo unas cuantas generaciones y que son reemplazadas, desechadas, por otras que las descartan. Y así se perpetúa el ciclo, desde la época del renacimiento (aunque en realidad antes, sólo que los supuestos eran filosóficos y no científicos).
                Y así, las ideas del hombre trasmigraron del geocentrismo al heliocentrismo, de la física clásica a la cuántica, de la relatividad a la cuántica y de ahí a la multiversidad, del creacionismo al evolucionismo, y podrían numerarse todos estos cambios paradigmáticos en una tesis doctoral, sin aterrizar a algo concreto. Estas teorías, son constructos humanos, limitados por la perspectiva y la experiencia humana, y por lo tanto, sujetos al cambio y a la finitud.
                Así como esto ha ocurrido en la historia del hombre, lo mismo sucede en la historia de los individuos. A final de cuentas, creo, y no estoy seguro tampoco de eso, que sólo poseemos realmente nuestra perspectiva en base a la cual, vamos asimilando nuestra insignificante experiencia. Y digo insignificante considerando que hay siete mil millones de experiencias simultaneas a la nuestra, insignificante contemplado la brutal magnitud de que es lo que se encuentra fuera de nosotros, y de lo que se encuentra dentro. Insignificante en el sentido de que no podemos explicar siquiera los procesos mentales (la mente, el pensamiento) que nos levan a pensar y reflexionar al escribir estos renglones. Insignificante porque la enfermedad del ego muchas veces nos engaña llevándonos a creer que la verdad sólo existe en virtud de nosotros mismo…

¿Será a caso esto posible?
¿Y que es pues cuando la perspectiva se termine?
¿Sus constructos morirán con ella,
o permanecerán un tiempo, para morir después?



Es cuanto.'.

Drako Konztantyno,
Heresiarka ++ 



1. El Jesús Tántrico.
2. Nafs podríamos traducirlo como “alma”. El “naf tirano” hace referencia al ego mundano.

jueves, 9 de mayo de 2013

Problemas de la subjetividad humana en tiempos del despertar de un sueño antropológico.


O quizá pudo haberse llamado “El despertar de un sueño antropológico, en tiempos de una doctrina Foucaultiana”.




Antes de comenzar, quisiera pedir una disculpa por la dilación. He de confesar que tuve un grave conflicto existencial al leer, detenerme y releer el escrito requerido para la presente unidad, y foro.

La verdad es que ya había tenido mis desencantos antes con Foucault directamente (es decir sin mediador que me lo interprete) y ustedes disculparán mis antipatías personales hacia los autores, pero habrán de comprender que vengo de una formación e historia de vida, la cual no me permiten embutirme de dogmas que no comprendo, o con las cuales no simpatizo. Lo sé, es cosa mía, son mis prejuicios también, pero creo que siempre es bueno cuestionarnos todo, y muy en especial aquellas cosas nuestras que nos llevan a cuestionar.

                Y así sin darme cuenta creo que vengo aterrizando en el problema foco de esta unidad; “Problemas de la subjetividad en el desarrollo humano”. Enfrentarnos con monstruos conceptuales, doctrinales y analíiticos como al relatividad, la individualidad, los “otrismos”, lo subjetivo, lo “objetivo”, la “Verdad”, o mejor dicho la “pluriversidad” infinitas de verdades; “realidad” y percepción. “Everything is perception” parece ser la nueva moda  (y por moda me refiero a las modas que, según el autor, se supone a las cuales alude Foucault) y al parecer, se trata también del nuevo paradigma desde el cual me encuentro yo, joven adulto residente en el posmodernismo, tratando de abordar las ideas y los conceptos que a nombre de otro autor categóricamente más influyente, pretende venderme el autor.

                Antes de continuar, critico el reduccionismo de Castro Orellana, por no indagar más a fondo entre los textos de Foucault. Y honestamente, y a título personal, me cuestiono profundamente que la historia de la civilización occidental se concrete a cuatro momentos, o “epistemes” como él las refiere, para poder comprender, y desde ahí explicar discursivamente “la historia del conocimiento” o según él “de las estructuras fundamentales de nuestro saber”.

                Y quizá la culpa sea mía y no del autor, al criticar su reduccionismo. Al momento de leer, me cuestionaba sobre las grandes eras de las corrientes filosóficas… Y me preguntaba ¿Y qué hay del clásico, y los sofistas, los platonistas, aristotelianos, pitagóricos, estoicos, sínicos, etc…? Tiempos en las que prácticamente cada generación, o cada siglo, se veía marcado por una fuerte ruptura por los paradigmas de la generación anterior…
¿Qué me podrá decir el autor, sobre tiempos históricos como la agonía del Imperio Romano (o la nuestra) en la que convergen una pluralidad de corrientes de pensamiento, en las que unas y otras pugnan por ganar terreno, por captar adeptos, o mínimo simpatizantes. Épocas en las que autores, filósofos, místicos, científicos, desde el exótico crisol de la pluralidad, engendran, destruyen, reforman, corrompen, excitan, las avenidas y vertientes del pensamiento humano…?

                Eso pensaba de momento, mientras leía sobre la historicidad etiquetada en cuatro momentos, encajonada como si no diera para más, y además, haciendo bombo y platillo de las disonancias lingüísticas, de la desarmonizaciones de las lenguas, las incompatibilidades semióticas, la irrealidad de una traducción virginal, inmaculada del pecado original de la interpretación. Las líneas de un autor que tímidamente sugiere la relatividad de la perspectiva, enfrentándose con  un sínico que la grita a los cuatro vientos.

                De pronto, quizá entramos en los terrenos pantanosos del inconsciente colectivo, que de ser así, explicaría por qué las personas de una época piensan, actúan, se desenvuelven de una determinada manera.

Una conducta esperada que los hace llegar a conclusiones “acertadas” y teniendo como certeza una especie de código (y discúlpenme por el juego de palabras) no codificado, pero que se asume, para ese preciso momento, como una verdad  (social o generalizada, no lo sé; sin embargo sé que es muy probable que hubieran coqueteado con la idea de una Verdad universal) y no dejo de cuestionarme si tanto Foucault, e inclusive Castro Orellana, estuvieran exentos de esa cruenta y virulenta, pero silenciosa, enfermedad del ego, que nos lleva a aseverar con fuerza, con pretendida autoridad y voz de mando, que las líneas que enunciamos son constructos de esa “Verdad” o que son “Verdad”. Y con esa certeza los autores abordan, clasifican, critican, esquematizan, conceptualizan,  y defienden argumentos propios, quizá vigentes, quizá fuertes, duros, validados por su contexto y momento histórico. Pontificando doctrinas que se desplazan en el discurso como el máximo saber, el pretendido conocimiento…

                 Y ante esto, ¿qué me queda? A mí, que no pontifico, a mí que me resulta parca y reduccionista su postura, a mí que me toca vivir una época donde el cambio paradigmático es tan vertiginoso, en un tiempo en el cual estamos tan enajenados que ni siquiera somos consientes de ello. Un joven adulto que no sabe si es parte de la generación X, o la Y, o la Z, o si me quede dormido en el sueño del milenarismo. Que mira cada vez más marcadas y trascendentes las grietas generacionales.
         
       ¿Qué puedo pensar yo, que sólo puedo tener certeza de mi ignorancia la cual me condena a una feliz agnosia? De un autor que defiende a ultranza y con características y valores propios del modernismo, a un autor al cual el mérito que le aplaudiría, sería el hecho de que en su momento fue el catalizador para un cambio de paradigma, pero quien finalmente, no distó mucho de la pedantería megalómana de sentirse dueño de la Razón, que acompañó a sus antecesores, algunos de sus coetáneos, y en este caso, a  uno de sus adoctrinados. 

Pido una disculpa por el tono de mis valoraciones, que trato de realizar humildemente desde mis dudas abiertas, pero puestas en tela de juicio desde las incongruencias humanas, propias y ajenas, y porque de alguna manera tenía que compaginar estás líneas sobre mis impresiones de la lectura, hacia este tema que me hace mucho ruido para mis adentros: “El problema de la subjetividad humana”.


Si hay un Dios, que me libre de la pedantería de creer que yo soy poseedor de la razón, y que me de la humildad de comprender que lo único que poseo, es una torpe, limitada y viciada, visión.

Es cuanto.'.

En mi Amor por las Mesoaméricas.

Drako-Konztantyno, Heresiarka.




Referencia:
http://eprints.ucm.es/7166/