La Sombra, By Drako-Konztantyno .´.

La Sombra, By Drako-Konztantyno .´.

lunes, 28 de junio de 2010

Bienvenidos a la Era de la Gran Diosa.

(Capítulo Final)




LA ERA DE LA GRAN DIOSA.

Hace miles de años, la humanidad vio el nacer del sentimiento espiritual. Ante el asombro del hombre por la magnificencia de la creación, se abandonó a venerar todos y cada uno de los aspectos de la naturaleza hasta que finalmente surgió el sentimiento religioso.

_ La primera fase espiritual de la humanidad, en la que la explicación de los fenómenos naturales estaban explicados en una base filosófica rudimentaria, se le atribuía a poderes anímicos la existencia del universo y las fuerzas que a éste regían (El Gran Espíritu). Posteriormente, hace poco más de doce mil años, los grupos nómadas comenzaron a elaborar un culto hacia la fuerza más poderosa, o quizá la más asombrosa de todas las presentes en la naturaleza, aquella fuerza que se encarga de uno de los misterios más sublimes: La vida. Y por consiguiente la fertilidad.

_ Con la organización social de aquella época, la matrilineal, se fue reforzando la veneración hacia los principios divinos femeninos dadores de vida. El hombre al ser incapaz de dar una explicación racional al milagro d la concepción, le atribuyó, a la perpetuación de la vida, un simbolismo sagrado y así del animismo se fue poco a poco dando un paso hacia la veneración de La Gran Diosa. También se pasó de una espiritualidad popular y universalista, totémica, de pinturas rupestres, a una vinculación religiosa shamánica abrumada por la magnificencia de la creación; de la belleza y la santidad de la Naturaleza como una entidad divina (Gaia), pasando a su representación en la Venus de Willendorf.

_ Durante miles de años la inclinación de los humanos hacia lo sagrado se vinculó a los aspectos femeninos de la divinidad. La divinidad en sí misma, hace unos cuantos miles de años, era considerada por sus atributos de fertilidad, como mujer, y los cultos agrícolas primitivos comenzaron a celebrar ritos religiosos a su amada, y no temida, Gran Diosa.

_ Cuentan los antropólogos que tras el surgimiento de la agricultura y con el nacimiento de la organización tribal, surgió un terrible, y temible, sistema social sustentado en el esclavismo. Así, poco a poco, los jefes tribales y caudillos militares fueron deificados y venerados a la posterioridad. Dando forma, poco a poco, al sistema politeísta, en el que cada nomo o tribu tenía sus propias divinidades locales, o quizá una única. Con este sistema imperialista del esclavismo, poco a poco fueron surgiendo panteones con infinidad de divinidades, tanto masculinas y femeninas, que pujaban por su existencia, y poseían adeptos y templos. La gente dejó de venerar a la divinidad en la santidad de la naturaleza, y se arrojó a venerarla en vetustas esculturas de piedra, y templos símbolos del poder del reyezuelo de la ciudad o de la casta sacerdotal.

_ Al surgir los primeros reinos e imperios, y con el triunfalismo imperial, tenemos como resultado que la divinidad fue maquillada con atributos de poder (realeza, justicia, belicosidad). Y así la humanidad se arrojó al culto de una divinidad única, masculina, revestida y decorada con los atributos del poder. Desde ese entonces, religión y poder han sido la mancuerna perfecta para el sometimiento de las masas. Un dios único al que hay que temer, es el simbolismo metafísico para un gobernante único al que hay que temer, y que además representa aquel temible dios en la tierra.

_ Al ser la religión un sinónimo de orden establecido, resulta evidente que el correcto sistema religioso, se fundamentase en una correcta veneración del “representante divino”. Con la veneración de un simple ser humano, mortal. Y comenzaron a surgir sobre la faz de la tierra, los faraones de Egipto, los césares de Roma, los pontífices de Babilonia (y de la Iglesia católica, por supuesto), los tlatoanis de Mesoamérica, y los patriarcas de la judeo-cristiandad.

_ Sin embargo, el sistema religioso burocrático (ligado al poder), no representó en lo absoluto el fin de los sistemas espirituales y del contacto directo con la Divinidad, propio de la época pre-patriarcal. De vez en cuando aparecieron sobre la tierra, seres mitológicos, líderes espirituales, profetas, maestros y mesías que pretendieron con sus enseñanzas, hacer retornar a sus adeptos a la bendita época de oro, en la que el ser humano gozaba de la gracia de los dioses y permanecía en un permanente contacto con la divinidad. Esto es, a un retorno hacia el Sagrado Femenino. A la Era de la Gran Diosa.

_ El cristianismo primitivo representó la primera fase a este retorno. Jesús, el mesías, el profeta, el maestro, El Cristo, vino a demostrar a la humanidad que la síntesis de los dos principios de la naturaleza sagrada, son complementarios, sino que uno mismo. Sus enseñanzas, de las cuales creo yo que las más valiosas fueron ocultadas u olvidadas, están repletas de un exquisito, por no decir excelso simbolismo religioso en el cual nos enseña sobre la armonía existente en el universo, la cual se expresa a través de la santidad misma de la creación. Santidad la cual sería imperfecta con la supresión de alguno de sus dos principios. Masculino y femenino.

_ A lo largo de este ensaño, pretendo denotar un poco de la presencia del Sagrado Femenino, el cual lo adjudico por completo a la Figura del Espíritu Santo, ya que en el sistema cristiano, a este se le asignan todos los atributos específicamente femeninos: “el Amador”, “el Consolador”, el “Señor y Dador de Vida”. Los cuales son atributos que los antiguos asignaron a sus diosas, y que dieron origen con el tiempo a las letanías recitadas en los cultos mistéricos femeninos, como los de Ceres e Isis, y que sobreviven en las letanías que los católicos y otros cristianos recitan a la “Madre de Dios” en las festividades marianas. Además claro está de que al Santo Espíritu se le representa con una simbología delicada, serena, pacífica, hermosa y sublime: La Paloma.

_ Algo importante que hay que mencionar, es que la doctrina cristiana de la trinidad tiene su origen en las triadas veneradas de los antiguos cultos mistéricos, como por ejemplo la de Osiris-Horus-Isis. Las cuales representan a la unidad del Cielo (el padre), principio masculino venerado en la montaña (símbolo fálico de la fecundidad) que fecunda a la tierra, principio femenino venerado en la gruta (símbolo uterino de fertilidad), que concibe inmaculadamente y virginalmente al Hijo divino, portador de la Luz, del conocimiento sagrado, de la Sabiduría de su padre, y el Amor de la madre.

_ La llegada del Cristo, estuvo asociada a un evento astrológico importante. El fin de la Era de Aries y el inicio de la Era de Picis. Este acontecimiento de transición duró desde unos cuantos años antes de la fecha que se supone como el nacimiento de Jesús, cuando los astrólogos buscaron la señal en los cielos y se dieron a la búsqueda del Señor de la Era de Picis, hasta que terminó con la destrucción del templo de Jerusalén, el cual metafísicamente es un evento importante, ya que muchos lo consideran el Templo del Señor de Aries. Aries representa a un cordero, el cual era el animal al cual se sacrificaba en dicho templo, y el cual, simbólicamente perece cuando el último cordero es inmolado, para el perdón de los pecados. Así, muere el Señor Cordero, resucitando en el Señor Pez (ΙΧΘΥΣ - ICTUZ) inaugurando la era de Picis.


LA NUEVA ERA.

_ Lo interesante en todo caso es que en estos momentos nos encontramos pasando de la Era de Picias, hacia la Era de Acuario. Desde hace algunas décadas, la humanidad ha presagiado que es una época para el cambio. Desde las profecías de algunos videntes de los últimos dos mil años, hasta la sabiduría ancestral indígena de los nativos americanos, (principalmente entre los mayas y los hopis) apuntan hacia esta época de cambio.

_ El cambio es evidente y se siente por todos los rincones del orbe. Desde el despertar espiritualidad que ha estado experimentando la humanidad, y por qué no también en los fenómenos naturales de esta época (fenómenos que a mi entender, señalan un reajuste, no una destrucción) son evidencias del cambio que se está dando en estos momento, o que se aproxima. Muchos grupos humanos han apuntado hacia el cambio, indicando estas fechas. En un impreciso margen de tiempo de más de cien años, porque se oscilan fechas imprecisas entre los siglos XX y XXI.

_ Cambios sociales radicalmente importantes pueden ser las señales del cambio. La apertura, la tolerancia, la exclusividad el eclecticismo filsófico y el sincretismo religiosos propios del posmodernismo augura una nueva era que será radicalmente diferente. Durante la segunda mitad del siglo veinte, el con el resurgir de esta espiritualidad ecléctica, tolerante, ecumenista e inclusivista que recibió por nombre “New Age”. En la que oriente y occidente se encontraron, y occidente pudo aprender mucho de los sistemas filosóficos, médicos, morales y espirituales de oriente recuperando y valorando la sabiduría ancestral de las culturas madre. Podemos ver una necesidad de retorno a ese contacto con la Naturaleza y una necesidad de un contacto directo con la Divinidad por medio de la espiritualidad.

_ Pensemos por ejemplo, en la apertura hacia el conocimiento supuestamente ocultista, el cual no me he cansado de sugerir a lo largo de este escrito, que fue, junto con toda la sabiduría considerada “herética” una especie de bunquer en el cual la el Sagrado femenino se resguardó, y tuvo celosos protectores, durante la época del sistema patriarcal.

_ También merecen una mención especial los movimientos revivialistas dentro de la cristiandad. Por un lado los movimientos más pesimistas y catastróficos de carácter adventista, señalan un inminente final de los tiempos para estas fechas, por ejemplo, algunos grupos cristianos adventistas señalan que Jesús resucitó en espíritu en el año de 1919. Mientras que en el otro extremo, se hayan movimientos pentecostales que surgieron a principios del siglo pasado, en el seno de varias iglesias evangélicas y protestantes, a las cuales se le sumó la católica a mediados de siglo con su propia versión del pentecostalismo. Las cuales marcan un vuelco en el eje central del cristianismo hacia la figura del Espíritu Santo; el Sagrado Femenino de la Cristiandad.

_ Además, el impacto social que han tenido los movimientos de reivindicación, específicamente los feministas y de liberación sexual. Muchos de ellos teniendo por estandarte a la figura más incomprendida de la cristiandad: María Magdalena. Quien resurge de las tinieblas del oscurantismo medieval, que la mancilló, denigró, difamo y vilipendio, y que viene a retomar de una vez y por definitiva, su papel como consorte del Divino Hijo. Ahora la novia perdida, está por reencontrarse con su esposo, y sin duda alguna la Nueva Era, ya no estará auspiciada por la lucha de opuestos, sino por su complementación.

_Todo lo anterior ha contribuido a la radical transformación de las instituciones, y de la sociedad en general. El Sagrado Femenino es reivindicado en cada lucha social, especialmente en el activismo en pro de los sectores más oprimidos, marginados y desfavorecidos.

_ Algunos grupos de tradición gnóstica de la actualidad, han afirmado que la liberación sexual, está relacionado con los cambios astrológicos propios de esta época. Muchos otros movimientos de tradición “oculta” y mistéricos, se encuentran en este mismo tenor. Recordemos que la Sagrada Sexualidad, fue uno de los tesoros resguardados en el bunquer de la herejía, del misterio y de lo oculto, y que pujaba por el preciso, o precioso, momento en el que el conocimiento de la sexualidad (que es sagrada) le fuese develado enteramente a la humanidad, y no fuese sólo uno de muchos secretos ocultos para unos cuantos, resguardada tras juramentos, ritos y secretos. Recordemos que esto queda ben ejemplificado con el “descubrimiento” del punto G, a mediados de siglo pasado.

_ Un cambio asombroso, para los adentros del sistema religioso de occidente y que tiene su origen en los cambios ideológicos que están transformando a la sociedad y sus instituciones, se manifiesta en el rol de liderazgo que ha adquirido a mujer en este último medio siglo, en la cual, el papel de liderazgo de la mujer en algunas Iglesia pasó de la nada, hasta la cúspide de éste en algunas Iglesias. Cito como ejemplo a tres mujeres que han encabezado Iglesias y denominaciones cristianas en occidente: Katharine Jefferts Schori, obispa presidente de la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos (ECUSA), Susan Johnson, obispo nacional de la Iglesia Evangélica Luterana de Canadá (ELCIC), Margot Kaessmann, obispo luterana de Hannover, ex presidenta del Consejo Evangélico alemán (EKD) y Nancy Wilson, Moderadora de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (MCC), siendo estas dos, jefas de sus denominaciones cristianas a nivel internacional. Incluso en las tradiciones más progresistas del judaísmo hay rabinas y también en el islam comienzan a figurar teólogas, especialmente entre los musulmanes occidentales.

_ El surgimiento de teologías alternativas, como la teología feminista, la teología indígena, teología afro-americana y teología de la liberación, son otros movimientos espirituales y religiosos que se suman a toda esta gama de cambio que se está gestado en el espíritu humano de esta época. Mención especial merece también, el surgimiento de un neo-paganismo ecléctico, el cual principalmente se haya bajo la tradición Wicca, y que permite la síntesis con elementos indígenas, orientales, gnósticos y casi cualquier otra corriente espiritual alternativa. En muchos países de occidente, los cultos wiccanos comienzan a ser una alterativa espiritual y religiosa importante, en especial entre mujeres que se han sentido poco identificadas con el sistema religioso lineal, rígido y dogmático del patriarcado.


Queridos amigos lectores que me acompañaron en esta aventura. Espero que al igual que yo, se encuentren inmersos en una búsqueda espiritual conciliadora en la que el amor y la paz sean el eje central. Acepten al Sagrado Femenino en su propia existencia, como parte de su espiritualidad. Y me despido diciéndoles:

“Bienvenidos a la Era de la Gran Diosa”.


Paz, Gracia y Bien.
Shalom, Al-Mahabba, Namasté.
Feliz viaje y feliz retorno.
Bendiciones!!!





"POR EL ADVENIMIENTO DEL REINO
ESPIRITUAL DE LAS COSAS RARAS"

Dom ☠Drako-Konztantyno††.'.

PROFETA DE LA GRAN DIOSA
Y APÓSTOL POSMODERNISTA.

Drako.Konztantyno@gmail.com
http://drako-konztantyno.blogspot.com/

1 comentario:

  1. Magnifico. No lo puedo describir de otra forma. Recibe un abrazo Drako.

    ResponderEliminar